Las herramientas y los dilemas de Caputo para que la economía no estalle
Layer 1
ElRumboDeLaEconomía

Las herramientas y los dilemas de Caputo para que la economía no estalle

La suba del dólar genera nervios siempre en el ala política. Pasa en este gobierno y en todos los gobiernos. Luis Caputo tiene como misión de corto plazo en el BCRA la de estabilizar el tipo de cambio. El problema es que, en paralelo, tiene que desarmar la bola de nieve de Lebac que le dejara como herencia Federico Sturzenegger. Los pesos que quedan en circulación al desarmar las Lebac tienen que ir a algún lado. Imposible, entonces, desarmar Lebac y mantener al dólar calmo.

El FMI dio su apoyo al permitir que use hasta u$s3.000 millones de las reservas en el desarme de las Lebac. Por eso es que en este último supermartes, el hecho de que se hayan dado de baja 230.000 millones de pesos en Lebac, el equivalente a u$s7.700 millones, y sólo haya costado como sacrificio u$s800 millones de reservas, las que vendiera Luis Caputo vía subastas, fue visto como un éxito dentro del Gobierno. También por analistas del mercado.

Ahora bien, lo más relevante sigue siendo el riesgo país. Respecto al dólar, Caputo tiene varias herramientas aún a mano para seguir estabilizando. La más inmediata es la de subir los encajes. Son los pesos en poder de los bancos que deben ser depositados en el BCRA. Es una forma de quitar pesos en circulación sin necesidad de remunerar o pagar un interés como sucede con las Lebac o las ahora en boga Leliq.

El problema de fondo son las necesidades de financiamiento del gobierno hasta el fin del 2019. El FMI dio u$s50.000 millones. Pero no alcanza para cubrir todos los vencimientos. Se estima que la Argentina necesita entre u$s8.000 y 15.000 millones para cerrar las cuentas dependiendo de cuánta renovación de Letras del Tesoro se produzca en cada vencimiento. De este instrumento de corto plazo hay cerca de u$s16.000 millones en circulación.

Por ello es que en la medida que estén cerrados los mercados de crédito para la Argentina, con el riesgo país en torno a los 700 puntos, más presión habrá sobre el dólar. Si llegara a haber un mejor clima en emergentes, lo de Turquía se estabiliza o se esfuma, la solución vendrá. Dependerá de los vientos externos.