icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ECONOMÍA

La negociación interminable: ahora los Fondos piden un bono más corto, al 2027

La negociación interminable: ahora los Fondos piden un bono más corto, al 2027
En el Ministerio de Economía, a cargo de Martín Guzmán, ven la chance del pago como un paso para acercarse al acuerdo con los bonistas (Foto: Télam).

El gobierno se apresta a oficializar la oferta a los acreedores, hecho que ocurriría dentro de las próximas 48 horas. La idea del equipo que preside Martín Guzmán es que la misma se encuentre consensuada en un alto porcentaje con los principales tenedores de los papeles argentinos con el fondo Ashmore que se ha transformado en el acreedor más reticente a acordar, "privilegio" que le sacó a BlackRock.

Las demoras del ministro argentino en la negociación provocaron que ya casi cerrada la primera parte del año, el país no haya resuelto aún el capítulo de la deuda y que tras el default en los Globales 2021, 2026 y 2046 ahora se sume el Bono Centenario que acaba de vencer el cupón de intereses y el Discount por u$s 566 millones.

Fuentes cercanas a los fondos del exterior aseguraron a A24.com que "antes de la pandemia el acuerdo se lograba con una oferta en torno a los 63 dólares y ahora, en plena crisis por el coronavirus, el mismo está en torno a los u$s 54; es lo que siempre pidieron los bonistas".

Guzmán arrancó las negociaciones con una oferta que hizo pública y que sólo tuvo menos del 19% de adhesión y que contenía un valor presente neto de u$s 36, muy lejos de un posible acuerdo.

Las mismas fuentes agregaron que la Argentina emitirá un bono al 2030 como el plazo más corto pero que los fondos de "real money" como Ashmore pretenden que sea al 2027. La mayoría de las tenencias de esta categoría de acreedores y que se hayan agrupados en el Comité Ad Hoc son de papeles de corto plazo y por ello la intención de que las mejoras se den en el nuevo bono de menor duración a ser ofrecido por el país.

Otro elemento clave en la negociación era las cláusulas legales de los nuevos bonos argentinos. En ese sentido, como los del canje 2005 y 2010 poseían mejor respaldo legal, fondos como Ashmore pretendían que todos los nuevos papeles de la Argentina posean las mismas cláusulas.

Pero no era más que una estrategia de negociación: se lo pone en la lista de exigencias para luego ser sacadas y que permanezca inalterable el plazo al 2027 del bono de corto plazo a ser emitido.

El apuro oficial en cerrar se da también por el devengamiento de intereses. Como se paga todo en función del interés corrido, cada día que pasa sobre una deuda de u$s 65.000 millones es una pérdida de dinero no menor. Lástima que esta toma de conciencia del valor del tiempo no haya ocurrido en el primer trimestre.

Guillermo Laborda Foto
por Guillermo Laborda @GuillermoLabord

NWS

Ovación

Show

Más Noticias