Protestas contra el retorno a la Fase 1

Radiografía de Formosa: los números de una economía dependiente del gobierno provincial y el nacional

La provincia liderada por Gildo Insfrán atraviesa una de las mayores manifestaciones de los últimos años. Estadísticas sobre planes sociales y ayuda estatal.
por Julia D´Arrisso | 06 de mar de 2021 - 16:04
Formosa vivió una de sus mayores protestas durante los últimos años

Formosa vivió una de sus mayores protestas durante los últimos años

Después de reportar 17 nuevos casos de coronavirus, el gobierno de Formosa tomó la decisión de retroceder a la fase más estricta del aislamiento y desató una de las protestas más grandes en ese territorio durante los últimos años. Al grito de “queremos trabajar”, los formoseños, especialmente comerciantes, salieron a la calle para manifestar su indignación por la parálisis de actividades, pero ese malestar también se explica en los entretelones del modelo económico del gobierno que lidera Gildo Insfrán desde 1995.

Formosa es una provincia con alrededor de 600.000 habitantes y dentro de ellos, unas 24.000 personas tienen empleos privados registrados y alrededor de 53.000 trabajadores del ámbito público, según las estimaciones del instituto Ieral.

A primera vista, estos datos denotan algunas cuestiones: los altos índices de informalidad y el empleo que, indirectamente, depende del gobierno provincial. “El empleo público directo, es decir, los contratados por el Estado, no es tanto, pero el principal generador de empleo privado de Formosa es el comercio y la construcción, donde muchos de esos trabajos están ligados a la contratación pública. Es empleo indirecto que se genera a través de contratos o tercerizaciones”, explicó a A24.com Gerardo Alonso Schwarz, economista jefe de la regional NEA de Ieral.

Pero esta falta de autonomía también se percibe a mayor escala, ya que la economía formoseña depende en gran medida de los fondos que esta provincia recibe por parte de Nación.

Según los datos del instituto Iaraf del primer semestre de 2020, Formosa reportó una dependencia del 81% de las transferencias nacionales, apenas por debajo de La Rioja, Jujuy, Catamarca y Santiago del Estero.

Este escenario también se vio reflejado durante la pandemia, cuando el gobierno nacional implementó planes de emergencia como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el Programa Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) y, anteriormente, la tarjeta Alimentar.

En base a datos de elaboración de A24.com, durante la pandemia, Formosa tuvo 164.052 beneficiarios del IFE. Si bien la cifra se aleja de los 3,2 millones que lo recibieron en la provincia de Buenos Aires, si se compara a las personas alcanzadas por el plan con la cantidad de habitantes de cada distrito, la realidad es distinta, ya que Formosa alcanzó 273 beneficiarios cada 1000 habitantes, mientras que en Buenos Aires lo hicieron 184.

Algo similar sucede con los titulares de la tarjeta Alimentar. Si se tiene en cuenta la cantidad de beneficiarios por habitante, los departamentos formoseños de Pilcomayo, Ramón Lista y Patino son tres de las localidades que mayor cantidad de tarjetas recibieron cada 100 habitantes en el país, con 5,96; 6,98 y 5,64 respectivamente.

En contrapartida, el ATP, el programa de ayuda financiera destinado a empresas, tuvo el menor porcentaje de trabajadores alcanzados por este programa, ya que solo llegó al 16,7% de los empleados privados dentro de la provincia, lejos del 42,1% que se registró en Capital Federal.

Con la colaboración de Ignacio Ferreiro

Se habló de