"Qué Hacemos con los Pesos"

Sergio Massa "superministro": ¿se viene el giro que la economía necesita?

A la efervescencia de los días de Silvina Batakis al mando del Ministerio de Economía, le siguió el entusiasmo por la designación de Sergio Massa. Más allá de los nombres, lo urgente son los cambios.
Mariano Otarola
por Mariano Otarola |
Sergio Massa

Sergio Massa, ministro de Economía.

Tanto el riesgo país, como los dólares financieros y el blue, bajaron con fuerza. El dólar MEP cerró por debajo de los $280 pesos el CCL en $289 y el blue en $296. Los bonos tuvieron subas promedio del 22% y el Banco Central subió la tasa a 60%, venía de 52% lo que representa una tasa efectiva anual de 79,8%. Este fue el análisis que hicimos en el programa Qué Hacemos con los Pesos junto a Martín Tetaz (diputado JxC) y Guillermo Pérez, CEO de Grupo GNP.

El diputado y economista Martín Tetaz opinó sobre lo que se puede -y debe- esperar. Según el legislador la reacción del mercado es positiva sólo en términos comparativos. “Hace menos de un mes atrás, antes de que se fuera Guzmán, un dólar salía $230. La locura de los $350 en medio de la inestabilidad de Batakis luce como un infierno y, a veces, cuando uno pasa del infierno al purgatorio se siente un poco mejor. Pero $290 sigue siendo un nivel mucho más alto y en muy poco tiempo. Además, el dato de la inflación de julio, podría acercarse al 8% y sería el nivel más alto desde la hiperinflación. Por otro lado, se produjeron desajustes en un mes durante el cual la economía estuvo parada porque no había productos para reposición. Y todo esto lo va a pagar la nueva gestión en el próximo mes”, explicó

Problema económico, problema político

Alberto Fernández junto a Sergio Massa se reunieron este viernes en la residencia de Olivos para reorganizar el gabinete nacional..jfif

Superado el shock con el que el mercado recibió el nombramiento de Massa, se aproxima el momento de los hechos. Los problemas actuales necesitan mucha coordinación y se supone que Massa viene con otro respaldo y otra espalda. La duda es si vamos a ver un Massa de las grandes reformas dando un giro de 180 grados o sólo un plan parche para llegar al 2023 de alguna manera”.

También sobre esto le preguntamos a Martín Tetaz. “Por ahora, lo que ha visto el mercado es simplemente que hay un poco más de certidumbre política. Lo de Batakis daba la sensación de que no era un equilibrio final, que era transitoria y que tarde o temprano faltaba que se removiera parte del gabinete. Ahora pareciera ser que ya está. Pero el de Guzmán también era equilibrado y no servía para nada".

Y agregó: "El problema de Argentina es más político. Tenemos un presidente que cuál su figura, tampoco se sabe para dónde va Cristina y Massa no tenía protagonismo. Finalmente, se definió. Hoy tenemos un hombre fuerte, que está tomando las riendas. Cuando se ve el equipo económico, no tiene tanto que ver con el kirchnerismo. Aunque después Massa haga otra cosa, hay una expectativa real. Entre los nombres figuran Lavagna (que está en las sombras), Peirano (que fue Ministro de Economía de Cristina) y Guillermo Nielsen”

En todo caso, sobre lo que no hay dudas es sobre la necesidad de dar un giro de 180° “si es que Massa quiere reconstruir su deteriorada imagen pública antes los consumidores y votantes, tiene que hacerlo- y se remite a la historia reciente para ejemplificar el tenor de las reformas que se necesitan- “ese giro existió en gobiernos que parecía que no le habían encontrado la vuelta a la economía. En 1985 con el Plan Austral de Alfonsín, en 1991 con Menem y la Convertibilidad; es necesario un cambio de reglas monetarias, fiscales y de funcionamiento del mercado de cambios. Si logra salir de la trampa en la que se metió este modelo populista, tiene alguna alternativa. De lo contrario, va a alargar la agonía con un poco más de estabilidad política que Batakis.”

Se dice que Sergio Massa quiere recuperar la atención de los mercados externos. Para que esa intención encuentre el beneplácito en la comunidad internacional, para Martín Tetaz, se deberían tomar tres medidas. La primera, prudencia fiscal reduciendo el déficit con medidas concretas. La segunda, no financiarse más con emisión limitándose con respecto al BCRA que deberá estabilizar la moneda. La tercera, recuperar el acceso a los mercados financieros internacionales. “Parece difícil porque Argentina tiene una tasa de retorno de más de 30 puntos. En esta coyuntura, volver a los mercados es como tener a un tipo internado con 44° de fiebre que dice que va a correr una maratón en 15 días. En realidad, hay que festejar si salís vivo de esta circunstancia", planteó Tetaz.

¿Y los impuestos?

afip ganancias.jpg

Sergio Massa es conocido por estar a favor de la baja de los impuestos. ¿Qué se puede esperar para esta etapa?

Dentro de la madeja que el flamante súper ministro deberá desenredar, el desmadre fiscal es prioritario. Para Guillermo Pérez, CEO de Grupo GNP, se necesitan acciones directas. “Si Massa empieza diciendo que antes de hacer cualquier reforma tributaria va a encarar un rediseño del gasto público, especialmente del político, que va a atacar fuertemente la evasión que alcanza un 40% del PBI -unos $200000 millones- y de ese total se recauda el 10%, resolviste el problema del déficit fiscal. Si dice eso, yo le voy a empezar a creer lo que pueda decir sobre un cambio del sistema tributario. Se le puede devolver al contribuyente en una cuenta corriente ciudadana una parte del IVA o Ganancias; así todo el mundo va a pedir la factura. Es algo muy simple”.

Queda claro según el tributarista que no es necesario crear nuevos impuestos porque, además, la sociedad no soportaría mayores cargas. “Hubo algunas cosas alocadas, a las el FMI no se negó, cómo el Impuesto a la Herencia. Espero que no venga con eso mayores alícuotas. Ingresos Brutos es un engendro, tendríamos que ir a un IVA provincial. Habría que darle incentivos al sector fabril exportador. O hacer un blanqueo laborar porque el índice de desocupación por la cantidad de trabajo en negro. Si en la medida del éxito del blanqueo laboral se bajan las cargas sociales y se anuncian otras medidas destinadas al primer empleo o al empleo de mayores de 60 años, quizás esté más tranquilo y contento. Ahora, si solamente prometen reformas tributarias que no se pueden cumplir porque el gasto público no lo permite, no le voy a creer nada. Creo que el mercado va a funcionar según esta última creencia”.

Por su parte, el diputado Martín Tetaz, imagina medidas, que sin comprometer al fisco, podrían generar muy buenas expectativas. “Hay algunos impuestos que podrían bajarse hacia adelante. Se pueden desgravar las nuevas inversiones con amortización acelerada o la incorporación de nuevos trabajadores. Para el Estado tendría un costo fiscal de $0 porque la inversión a desgravar todavía no se hizo y el empleo aún no se tomó. Hay que animarse a ser muy agresivos en este sentido, pero también hay que dar señales sobre el gasto público.” Y en el reparto de cargos también habría que poner la lupa porque “el 40% del déficit pasa por la Secretaría de Energía, que quedó por fuera del control de Massa.”

Finalmente, el legislador reclama gestos del sector público. “Es un mito que aumentar el gasto es expansivo; si fuera cierto, en este momento seríamos Corea del Sur”.

s