Política energética

Tarifas: se postergaría la puesta en marcha de la segmentación de boletas de luz y gas

Esta semana empiezan las audiencias públicas para aumentar tarifas. Nadie sabe cómo van a hacer para segmentar la quita de subsidios.
Guillermo Laborda
por Guillermo Laborda |
En plena interna

En plena interna, harán las audiencias públicas por la actualización de tarifas

La suba de tarifas de electricidad y gas es el capítulo principal del programa acordado con el FMI y desde la semana próxima entra en su etapa decisiva. Se realizarán de martes a jueves las audiencias públicas previas a los aumentos que deberían regir desde junio. Pese a no ser vinculantes con el incremento -son sólo un paso legal- la expectativa estará puesta en la posición que llevará adelante el Ministerio de Economía a cargo de Martín Guzmán, enfrentando con los funcionarios del área de Energía, que responden al kirchnerismo.

En ese sentido, no estará presente en las audiencias públicas Federico Basualdo, en clara oposición a la decisión oficial de ir adelante con el aumento de las tarifas y la forma en la que se lo aplicará. En el acuerdo con el FMI se estipuló que los usuarios de mayor poder adquisitivo dejarán de recibir subsidios al consumo energético (son el 10% de los usuarios). Para los beneficiarios de la tarifa social, el aumento total será equivalente al 40% del CVS (Coeficiente de Variación Salarial) del año previo. En el medio, el resto de los usuarios tendrá un incremento equivalente al 80% del CVS. En este último renglón en junio, el aumento acumulado llegaría a ser del 65%.

Con respecto al objetivo de eliminar los subsidios a los hogares de mayores, el plan de Guzmán choca con imposibilidades prácticas. Fuentes del sector energético señalaron a A24.com que “un alto porcentaje de los usuarios no tiene a su nombre el servicio de electricidad por lo que es muy complicado intentar segmentar la eliminación de subsidios en función de los ingresos”. Adicionalmente a este inconveniente, la intención del Ministerio de Economía de cruzar datos con la AFIP para contemplar los ingresos de cada usuario se choca con la imposibilidad de violar el secreto fiscal que debe respetar el organismo recaudador.

Un funcionario allegado a Guzmán en el área de Energía, el subsecretario de Planeamiento Estratégico Santiago López Osornio, propuso que la segmentación esté limitada a partir de los hogares que, con 4 integrantes, tengan ingresos mayores a 3,5 Canastas básicas Totales, el equivalente a casi $315 mil pesos. Incluiría en la eliminación de subsidios a titulares de aviones o embarcaciones de lujo, tres o más inmuebles registrados o tres o más automóviles de una antigüedad de 5 años o menos. Todo prácticamente imposible de afectar.

La demora en la disminución de los subsidios energéticos en definitiva se verá reflejada en las cuentas públicas. La intención oficial era que se redujera en 0,6% del PBI en este año, algo que difícilmente se cumpla por el alza en paralelo de los costos de la energía. En definitiva pone más presión sobre el déficit fiscal y su financiamiento vía la emisión monetaria. En lo que va del año ya el BCRA asistió por $202 mil millones al Tesoro Nacional con un tope contemplado en el acuerdo con el FMI de cerca de $750 mil millones.

Se habló de
s