icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
FÚTBOL

Julián Álvarez: abanderado en el colegio, goleador y parecido al Gallardo futbolista

Julián Álvarez: abanderado en el colegio, goleador y parecido al Gallardo futbolista
Julián Álvarez

Es una de los pocos argentinos que le ganó a la inflación. Y por mucho. En plena cuarentena, en junio de este año, firmó un nuevo contrato con River y pasó a ganar 60 veces más que lo estipulado en su primer vínculo profesional con el club. Ahora está en la gama media de salarios riverplatenses.

Por esos días era el jugador número 12 en la cabeza de Marcelo Gallardo. Sin embargo, a pocos días de enfrentar a San Pablo, en el reinicio de la Libertadores, se lesionó Lucas Pratto. En ese entrenamiento, Julián Alvarez hizo dos goles para los suplentes, inmediatamente pasó para los titulares y desde allí no salió, jugó los tres partidos coperos, metió cuatro goles y fue la figura de River en la segunda quincena de septiembre 2020.

Su relación con Gallardo

El DT lo ve muy parecido al Muñeco futbolista. En charlas íntimas dice: “es generoso, le pega bien a la pelota, hace goles, patea penales, tiros libres”. La complicidad entre Julián y Marcelo empezó cuando le ganó un campeonato de penales en un entrenamiento. A partir de allí le fue dando espacio, jugó algunos minutos en las dos finales de la Libertadores (frente a Boca y con Flamengo) y, ahora, ante la lesión de Pratto y la partida de Juanfer Quintero, apostó por él y no se equivocó.

Pudo jugar en Boca…

A los 13 años pasó la prueba en Boca, pero no se animó a dejar su pueblo. A los 11, ya había jugado un torneo menor con la camiseta de Real Madrid, también se destacó, pero en España le dijeron que era muy chico para ficharlo y que debía volver más adelante. Sin embargo, a los 15 llegó a River, club del que es hincha, lo recibió Gabriel Rodríguez. Se probó y quedó, con edad de Séptima, categoría que era dirigida por Juanjo Borrelli, hoy DT de la reserva.

A los 11, en Real Madrid.
A los 11, en Real Madrid.

Calchin, su pueblo

Es una linda localidad cordobesa que tiene 3200 habitantes, con gente de campo. Su familia es clase media y allí todos tienen apodo, salvo Mariana, la mamá (que es maestra jardinera). Su papá es Polulo (camionero) y sus dos hermanos, ambos mayores que Julián, son Turrón y Punchi. La revelación de River jugó en Club Atlético Calchín, a veces con la camiseta número 10, otras con la 9, pero siempre fue goleador. “Hacía entre 40 y 60 goles por año”, dicen en el pueblo.

Calchin, su pueblo natal.
Calchin, su pueblo natal.

Estudioso, abanderado

Siempre fue un chico aplicado. Terminó la secundaria en River, con muchos 9 y 10 en su boletín. En varias etapas de su vida fue abanderado, el mejor alumno. Es calladito y siempre fue así. “Si tuviera que definir a Julián es un pibe de 20 años, con la experiencia y mente de un jugador europeo de 30”, contaron a Ovación, desde su entorno.

Alvarez es representado por Fernando Hidalgo. Gente de su equipo (con Sergio Díaz a la cabeza) lo acompaña desde que tenía 15 años, cuando llegó de Córdoba. Quiere aprender inglés, empezó el curso varias veces, pero se le complicó por el cambio de horarios y la celeridad de su crecimiento futbolero.

Fue campeón del Preolímpico y tiene muchas chances de estar en el equipo olímpico.
Fue campeón del Preolímpico y tiene muchas chances de estar en el equipo olímpico.

Un pibe de selección

“El primer contrato con River lo firmó en el predio de la AFA, en Ezeiza, antes del Mundial de Rusia”, recordaron sus íntimos. Fue sparring de aquel equipo que comandó Jorge Sampaoli. Ama a Messi, sería un sueño cumplido jugar con él. Sebastián Beccacece lo convocó para la selección Sub 20. Luego de la bomba de Rusia que movió todos los estamentos del equipo nacional, terminó jugando el Sudamericano de esa categoría, con Fernando Batista como DT, y fue una de las figuras del Mundial Sub 20 de Polonia y del equipo que se consagró campeón en Colombia del torneo Preolímpico, consiguiendo el pasaje a Tokio.

Messi, su ídolo.
Messi, su ídolo.

Futuro europeo

Alvarez tiene contrato con River hasta diciembre de 2022. Su cláusula de rescisión es de 25 millones de dólares, una cifra que, si continúa haciendo goles importantes, seguramente pagarán desde Europa. Lo siguen varios equipos poderosos, entre ellos Manchester City. “En el Mundial de Polonia, los ojeadores, preguntaron mucho por Julián, estaba entre los cinco jugadores más destacados del torneo, hubo sondeos, pero ninguna oferta oficial”, cuentan desde River. Es por eso que decidieron mejorarle el contrato y subir la cláusula de salida. La negociación duró más de un año. El vínculo anterior expiraba en junio de 2021.

“Tiene dinámica para destacarse en el fútbol inglés y categoría para jugar en Real Madrid, pero debe ir paso a paso, primero consolidarse y seguir destacándose en RIver”, cuentan los allegados de la nueva joyita millonaria. Hace un tiempo hubo una oferta de 10 millones de dólares de la MLS de los Estados Unidos. Fue rechazada.

Junto a su famlia, en su 20º cumpleaños
Junto a su famlia, en su 20º cumpleaños

El sostén de la familia

La vida de Julián cambió con la pandemia y no sólo por los goles en la Libertadores. Hasta marzo, vivía solo en Belgrano y cada 15 días venía a visitarlo algunos de sus familiares más cercanos. Ahora está acompañado en su departamento por Lucas Beltrán, compañero en RIver. ¿Por qué? Viajaron en agosto juntos desde Córdoba y se hacen compañía en cuarentena. Son muy amigos. Julián no está de novio, más allá de alguna foto que pueda aparecer en redes sociales. Le encanta el bajo perfil, cuida su imagen.

Volviendo a la familia, para Álvarez es muy importante. Cada desafío futbolero importante que le tocó, ellos estuvieron. En el Sudamericano de Chile, en el Mundial de Polonia, en el Preolímpico de Colombia y hasta en Dubai, donde viajó con River a jugar el Mundial de Clubes, luego del inolvidable triunfo contra Boca en Madrid.

Fueron 15 días locos, soñados, los últimos de septiembre para Julián Alvarez. Confirmado como titular en RIver, marcando 4 goles clave (3 había anotado en sus 25 partidos anteriores) y siendo figura en un equipo que se clasificó para los octavos de final de la Libertadores. De ser actor secundario, a llevarse los flashes principales. Otro examen que deberá pasar este madurito de 20 años.

por Darío D'Amore
En esta nota:
SUBIR

Show

NWS

Poder