icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
FÚTBOL

Banquen al 10

Banquen al 10
BebeloSM_HOR

Los 10 están vivos. Quieren matarlos. Pretenden cargarlos de obligaciones. Les exigen un reparto de tareas que les quitan su naturaleza. Son los primeros en salir cuando el partido reclama frenesí. Pero siguen vigentes. Como en los 80. Cuando en un River_Independiente estaban Alonso y Bochini. Hoy River se pregunta si tiene reemplazo para Juanfer Quintero después de la seria lesión sufrida en la rodilla izquierda.  Y Boca se explica, en su clasificación a la próxima Libertadores, desde la fantasía de Bebelo Reynoso. Alfaro busca sostenerlo y hace bien.  

River tiene en su plantel un bagaje más variado que en el inolvidable 2018. Entre la calidad de Matías Suarez y la irrupción de Cristian Ferreyra y Julián Alvarez potencian esa fuerte competencia interna. A tal punto que costará descubrir como formará River disponiendo Gallardo de tanto potencial en ataque.  

De todas las características que Gallardo pueda disponer, ninguna podrá reemplazar a Quintero. Hace rato no se ve en el fútbol argentino una zurda tan rotunda como la del colombiano. Su calidad de pase final, su habilidad para abrir caminos lo convierten en un jugador único en esta era donde la velocidad tiene más ponderación que el talento. 

La raza de futbolistas como Quintero atraviesan tanto el estilo de un equipo, que Gallardo (no será la primera vez que lo consiga), buscará explorar desde lo colectivo sostener esa ambición que siempre muestra el campeón de América. La idea de River en estos años estuvo por encima de nombres como Teo Gutiérrez, Alario, Pity Martínez. Todas esas salidas parecían marcar un trastorno. Todas esas situaciones fueron superadas por lo global. 

Con Guillermo Barros Schellotto en Boca, Emanuel Reynoso tuvo casi nula participación. El Mellizo no esperó la falta de constancia que suelen tener futbolistas de su clase. A jugadores como Bebelo, se le exige la perfección. Se acepta un mal partido de un jugador que basa su fútbol en el esfuerzo. Pero no se soporta un mal partido del ex jugador de Talleres. El propio Alfaro en la derrota en La Bombonera frente a Atlético Tucumán, decidió quitarlo en el entretiempo aquella vez para no exponerlo ante un público que lo condenaba por un par de pases inexactos. 

La categoría de Bebelo le da expresión a Boca y será un mérito de Alfaro respaldarlo. Confiar en su momento. Desterró la idea de los tres mediocampistas centrales para ubicar en una de las bandas, pero con libertades,  al ¨nuevo 10 de Boca¨ 

El fútbol cambia, evoluciona, se industrializa. El molde de futbolista moderno pareciera ser más universal. Pero habrá un grito de resistencia cuando nos preguntemos cómo hará River para adaptarse a la ausencia de Juanfer, y como el Boca de Alfraro no se edifica por Tevez o Zárate si por un tal Bebelo Reynoso. 

por Hugo Balassone
SUBIR

Show

NWS

Poder