indignada

Los invisibles: cómo es la situación de los clubes de barrio en medio de la pandemia y qué plan trazó el Gobierno de la Ciudad

Guido Albamonte
por Guido Albamonte |
Los invisibles: cómo es la situación de los clubes de barrio en medio de la pandemia y qué plan trazó el Gobierno de la Ciudad

Aunque no los veamos, ellos están: son los clubes de barrio, pequeñas instituciones que funcionan como el motor de diversos grupos sociales y actor fundamental en el movimiento de un barrio.

La crisis del coronavirus, que golpea a todo el mundo en mayor o menor medida, no les da respiro a estos clubes que reúnen niños, jóvenes, adultos y ancianos con sus actividades, talleres y práctica de distintos deportes.

Todos los clubes están cerrados y, como mucho, tienen abiertos sus buffets para mantener un pequeño ingreso de dinero. Al estar cerrados, bajó la cantidad de socios y las finanzas están en quiebra. Ovación24 hizo un relevamiento de la situación de algunos de ellos.

Datos a tener en cuenta: hay 215 clubes de barrio en CABA, de los cuales más de 180 cobraron un subsidio del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, cuyo subsecretario Luis Lobo, extenista, dialogó con este medio. La suma de dinero fue de $60 mil, que utilizarán para saldar sueldos y pagar servicios.

"La medida de ayuda económica de emergencia se aprobó en la mesa del consejo asesor del deporte de la Ciudad por unanimidad y con la presencia de las distintas áreas del ejecutivo de la ciudad, representantes del Ministerio de Salud, de Educación, de la UBA, representante de clubes de barrio y de Federaciones Deportivas como así también la presencia de dos legisladores tanto del oficialismo como de la oposición", comenzó explicando Lobo.

¿Por que no se alcanzó a todos los clubes barriales? "Porque la legislación actual lo determina así. Los clubes que recibieron subsidios son aquellos que están inscriptos en el RUID. El Ruid funciona también dentro del Marco de la ley del deporte de CABA y cuenta con un fondo especial (Fondo del Seporte) para destinar como subsidio a aquellas instituciones que están inscriptas y con la documentación legal y contable al día. El dinero disponible fue de 12 millones de pesos y se decidió dividir en partes iguales por la cantidad de clubes del registro con documentación al día, lo cual la suma dio 60 mil pesos para cada uno. La suma alcanzada de clubes fue de 187".

Qué pasará a futuro con la situación de los clubes barriales: "La verdad que es difícil hablar de plan a futuro, nosotros como autoridades del deporte estamos en constante contacto con las autoridades y las referentes áreas del ejecutivo, tanto porteño como ciudadano. Hoy el severo afectado es el deporte en todas sus formas, el social, el federado, el profesional y en medio de una pandemia que como muy bien expresan las autoridades presidenciales nos lleva a priorizar la salud y la vida de las personas. Actualmente todos los presupuestos se ejecutan en el área de Salud porque esto aún no concluyó y las medidas preventivas y las acciones para trabajar sobre las consecuencias están primeras en agenda. Sí puedo asegurar que estamos en la búsqueda constante, porque para nosotros los clubes de barrio son un espacio fundamental en el entramado social".

La situación de algunos clubes:

17 de agosto

Ubicado sobre la calle Albarellos en el barrio de Villa Pueyrredón, su tesorero, Alejandro Gorro, nos cuenta: "Estamos manteniendo funciones administrativas solamente. Normalmente, tenemos entre 350 y 400 chicos que van a hacer actividades. Hoy hay 50 cuotas pagas. Estamos complicados, porque nuestra actividad deportiva va de la mano con la escolar. Cobramos el subsidio y lo usaremos para pagar obras sociales y ART de los trabajadores".

 Embed      
El 17 de agosto a puertas cerradas.
El 17 de agosto a puertas cerradas.

Imperio Juniors

El club de Villa Santa Rita no esquiva a la crisis pandémica. Manuel Tacson, su secretario general, explicó: "Los clubes de barrio siempre estamos en el limbo de la ley, no existe una catalogación que nos separe de una empresa, es decir tributamos de la misma forma que lo hace una gran empresa. Esto nos hace aún más vulnerables en las crisis. Cuando toda esta pesadilla comenzó, antes que el Presidente decretara la cuarentena obligatoria, nosotros ya teníamos una posición tomada. Al cerrarse las escuelas, nosotros debíamos sumarnos al cierre también ya que nuestros niños y niñas son en su mayoría de la zona y obviamente alumnos de los colegios más cercanos. No tenemos maniobra para tomar medidas, porque nuestras puertas están cerradas y el club no se encuentra operativo. Nos las ingeniamos juntos para que de alguna forma nuestros socios y socias puedan continuar con algunas de las actividades de forma online en redes sociales y les pedimos a los socios y socias que aparte de la cuota social, paguen sus aranceles de actividades para poder afrontar los sueldos de los profesores, profesoras y el personal".

 Embed      

Círculo Apolo Machaín

El barrio de Saavedra sufre las puertas cerradas del Apolo. Su secretario general, Darío, comunicó: "Es un club muy chico, era netamente social y cultural, funciona un centro de jubilados que entregaba bolsas de alimentos una vez por mes. Los jubilados están llamando a ver si entregan. En marzo se entregó, pero en abril por ahora no. Se daban clases de tango, folklore y ahora los profes no están dando nada, están sin trabajo. Económicamente estamos arruinados en todos los sentidos. Nadie está pagando los servicios, ya veníamos atrasados. Funciona el buffet y es lo que mantiene la vida del club, es atendido por los miembros de la Comisión. Aún no nos dieron el subsidio".

 Embed      
Al Apolo lo salva su buffet.
Al Apolo lo salva su buffet.

Piraña

Ubicado entre Parque Patricios y Pompeya, el Piraña ni siquiera tiene abierto su buffet. Oscar Bianco, su presidente, nos informó de la situación: "El club está totalmente cerrado, oficialmente no hay manera de poder abrirlo. Y no creo que entremos por un tiempo largo. Creo que seremos los últimos. Ayer, desde el Gobierno de la Ciudad, nos dieron 60 mil pesos, somos 180 clubes de barrio que estamos inscriptos. Con eso no podés tirar mucho porque hay profesores que no cobran, un mes tirás o mes y medio... De impuesto inmobiliario y servicio, son 30 o 40 mil pesos por mes. Tratamos de ayudar a las familias también. Esperemos que se levante rápido la cuarentena para superar este momento".

 Embed      
El Piraña, otro club en crisis.
El Piraña, otro club en crisis.
Se habló de
s