icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
FÚTBOL

"¿Y si te llama Román?": el slogan materializado que destrabó un conflicto que no le convenía ni a Boca ni a Tevez

tevez

Es inminente el acuerdo entre Boca y Carlos Tevez. Después de días agitados, todo parece encaminarse bajo condiciones que conformarán a las dos partes.

La pregunta transformada en slogan “¿Y si te llama Román?”, terminó por definirlo todo. Riquelme llamó a Tevez el último domingo y pactaron los términos de una continuidad a la que sólo le falta la firma.

El acuerdo es por un año con opción a ser prolongado por seis meses más, y con una claúsula de salida a favor del jugador en enero del próximo año. Con lo cual, Tevez evaluará su continuidad cuando termine la Copa Libertadores y viendo qué nivel muestra en la post pandemia.

Ahora, comenzarán las especulaciones sobre cuáles serán los efectos de esta tensa negociación. Ni a esta gestión de Boca ni a Tevez les convenía una ruptura. Para el club representaba un problema no acordar con el último ídolo y una de las figuras del campeonato con un rendimiento óptimo como hacía tiempo no se veía.

A Boca le era contraproducente tener a Tevez afuera convertido en mártir, consagrado ya enfáticamente en bandera de la oposición como sospechó Bermúdez en unos de sus mensajes en las redes sociales.

Ahora será Tevez y su nivel quienes determinen, sin otras lecturas, hasta dónde puede llegar a destacarse tras una inactividad tan larga a los 36 años.

Evita así esta conducción del club cumplir con la idea arraigada de que en Boca a los ídolos se lo tira por la ventana. Riquelme no hará lo que le hicieron a él.

Y para el propio jugador, nada le representa mayor combustible que ir por la gloria en Boca. Tevez dará la batalla desde adentro. Forjará su destino en la cancha. Y nada para él será más importante. En todo caso, si hubiera una mirada inquisidora por el tiroteo mediático entre Cascini y Bermúdez será una anécdota.

Ni a Boca y Tevez les convenía un final dramático. Román y Carlitos, con orígenes similares y caminos a recorrer diferentes, tienen un socio en común demasiado poderoso para seguir juntos. Al fin de cuentas, a Riquelme y Tevez sólo los une Boca.

por Hugo Balassone
SUBIR

Show

NWS

Poder