icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
FÚTBOL

En la Selección Argentina se acabó la hora de experimentar y empezó la hora de subir las expectativas

En la Selección Argentina se acabó la hora de experimentar y empezó la hora de subir las expectativas
Messi y una nueva era en la Selección.

Se acabó la transición. Terminó la etapa experimental que resultó la pasada Copa América para la nueva generación. Aquel tercer puesto estuvo analizado desde bajas expectativas. Había aún cicatrices de Rusia y esto fue contemplado en la crítica.

La Argentina emprenderá mañana el arduo camino a Qatar. Las siempre intimidantes eliminatorias. Un nuevo viaje de Messi hacia la última oportunidad de consagrarse campeón del mundo. Ya si tantas heridas ni reproches del pasado. Y luego del sismo provocado por su conflicto con el Barcelona, la selección será para Messi un refugio para reencontrarse con la felicidad. Paradójico destino, el lugar de mayores adversidades podría ser el espacio para lograr su plenitud.

Lionel Scaloni deja de ser un técnico emergente para ser observado con la mirada inquisidora del cargo que ocupa. Un desafío que lo prueba, siendo tan joven, de la manera más violenta.

Se ha planteado la duda en el arco de la selección desde la menor actividad de Armani y Andrada (arqueros que parecían establecerse para disputar por el lugar al menos en todo el ciclo mundialista), y desde la irrupción en la premier league de Emiliano Martínez.

Con estas alternativas, el técnico está planteando un problema que no parecía existir. No hubo reproches a la elección de Armani o Andrada. El reclamo por el ¨Dibu¨ Martínez obedece más al hallazgo de sus enormes condiciones por sobre cualquier incertidumbre que pudiera haber por los arqueros de River y Boca.

Gran parte del armado de la defensa tiene fuerte componente de River con Gonzalo Montiel y Lucas Martínez Quarta, futbolistas muy del gusto del entrenador que fueron citados pocas veces por sus compromisos en el equipo de Gallardo.

La centroizquierda de la defensa tiene más experiencia con Nicolás Otamendi, que tuvo poco rodaje en la última temporada y acaba de presentarse en Benfica, y Nicolás Tagliafico.

En el mediocampo Rodrigo De Paul y Leandro Paredes ya parecen consolidados en el equipo. Restará saber si en un 4-3-3 y como interior izquierdo podrá jugar un organizador del estilo de Exequiel Palacios, Papu Gómez o Alexis Mc Allister o la búsqueda pasará por un jugador más directo como Marcos Acuña. Este último, le podría permitir la opción de defender con 3 para que Acuña se corra más a la banda. Y en ese caso Tagliafico podría ser central por el costado izquierdo.

No es un tema menor para las responsabilidades de Messi con la generación, saber quién será el elegido en ese sector. Allí podemos tener un socio que no obligue a Leo a retrasarse tanto. Sabemos ya que cuando eso sucede, generalmente el equipo no fluye.

Desde el precepto esbozado por el propio Scaloni de ubicar a Messi junto a dos delanteros, ante la ausencia de Agüero, el elegido para acompañar a Lautaro Martínez sería Lucas Ocampos. Extremo con mucha determinación para el gol. Esa es una virtud que también es propiedad del Toto Salvio en este tiempo en Boca, y se convierte en una opción más que pertinente.

El debut será un equipo como Ecuador que buscará de acuerdo a la idea de Alfaro fortalecer su defensa y sorprender que algún arrebato esporádico.

La Bombonera, el escenario predilecto de los futbolistas, no tendrá alaridos ni murmullos. La Argentina debutará sin los sonidos de las demandas de un público siempre exigente. Este detalle, para nada desdeñable, resultará menos agobiante para muchos debutantes en eliminatorias que deberán forjar su carácter con una camiseta que emprende una aventura compleja. Entre la gloria de la historia, y las decepciones del pasado reciente, la Argentina buscará quitarse los complejos que tanto la atormentaron.

por Hugo Balassone
SUBIR

Show

NWS

Poder