icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
FÚTBOL

Que el VAR no tape el bosque, la Selección debe salir del lugar de víctima

Que el VAR no tape el bosque, la Selección debe salir del lugar de víctima
Messi esperando la resolución del VAR sobre el gol que le terminarían anulando.

Que el VAR no tape al bosque. Nos detuvimos mucho en las polémicas y poco en dónde estamos y hacia dónde vamos con la selección. Nuestro rol de víctimas pudo haber encontrado respuestas en la última Copa América, pero no se puede sostener el relato desde un supuesto complot de la corporación arbitral contra el equipo argentino.

El ciclo Scaloni ya tiene 2 años, 24 partidos, y mejores resultados que juego. La etapa de la consolidación de muchos jugadores ya transcurrió. La renovación era tan lógica como necesaria.

No podemos ni debemos detenernos en el aprendizaje del entrenador en la selección Argentina. A Scaloni deberá juzgárselo por el cargo que ocupa. No puede ser un atenuante que debuta en la máxima exigencia, y tampoco quedarse con los méritos, si los tuvo, de plasmar el recambio.

Preocupa que el equipo ataque tan aislado. La soledad de Lautaro Martínez y lo poco sostenido por la estructura en la que se encuentra Messi ya es una patológica. Lionel Messi puede estar transitando un momento de incertidumbre en su carrera, pero si la selección es un refugio afectivo, el equipo no logra potenciarlo ni mucho menos.

Es fácil decir Messi juega mal. Digamos quiénes lo respaldan, con quiénes se asocia, por dónde busca la amplitud. Y en este concepto no pretendemos encumbrar a Leo como víctima.

Si la Argentina va a carecer de laterales consolidados es tiempo de pensar en defender con 3 centrales. Montiel no despega y Nicolás Domínguez que siempre fue delantero en esa función (salió bien de casualidad) obliga al replanteo. Al equipo le falta profundidad por afuera, y no pareciera en este tiempo del fútbol argentino haber laterales que nutran el ataque.

Defender con 3 centrales te permite ocupar mejor el mediocampo, y hasta predisponerse para recuperar la pelota en un lugar en la cancha más cerca del ataque. Con Ecuador Paredes y De Paul en la misma línea, en La Paz Palacios mejoró el costado izquierdo, frente a Paraguay el ingreso de Lo Celso le dio mayor velocidad de pase. Pero siempre es un defecto corregido a tiempo o no, u experimentos que circunstancialmente salieron bien.

La selección hasta aquí no impone condiciones, decide no presionar y deja que lo hagan sus rivales. Desde la tenencia no sorprende y carece de movilidad, y a mucha distancia está de tener un ataque explosivo.

Lejos está la Argentina, en el comienzo de las eliminatorias, de definir su personalidad como equipo. Y a esta altura debería ser una cuestión al menos revisable, aunque los resultados y las excusas del VAR disimulen los errores.

por Hugo Balassone
SUBIR

Show

NWS

Poder