Bonadio vs. Cristina Kirchner: crónica de los allanamientos más anunciados
CuadernosK

Bonadio vs. Cristina Kirchner: crónica de los allanamientos más anunciados

El día en el que estalló mediáticamente el escándalo de los cuadernos de las coimas, el juez Claudio Bonadio dejó trascender en algunos medios su intención de pedirle al Senado el desafuero de la ex presidenta Cristina Kirchner así como también allanar sus tres propiedades en Recoleta y en el sur. El 2 de agosto, un día después, lo formalizó con un escrito en el que consideró a la ex presidenta como “jefa de una asociación ilícita”.  

Más allá de lo que pase, la preguntas que subyacen a todo esto son ¿cuál es el fin de los allanamientos? y ¿qué eficacia pueden tener después de tanto tiempo y de haber sido tan anunciados?

El “efecto sorpresa” de ir a un lugar para buscar pruebas que ayuden a reconstruir los delitos que se investigan, y que es lo que le da sentido a un allanamiento, quedó sin efecto desde el momento en el que los ciudadanos y la imputada Cristina Kirchner nos enterábamos, casi, por cadena nacional.

El fin, en este caso, se justifica poco. La eficacia es un final abierto librado a la suerte del magistrado porque en todo este tiempo la ex presidenta - en caso de que las hubiera- tuvo el tiempo suficiente de destruir cualquier prueba.

Entonces,  ¿forma parte del fin de Bonadio la humillación? ¿Es parte de su fin el enfrentamiento que tiene con Cristina Kirchnner? O ¿Hay algo que no sabemos, alguna carta bajo la manga?

Es pregunta.