historias

Martínez de Giorgi quedó a cargo del juzgado que le pertenecía a Bonadio

Martínez de Giorgi quedó a cargo del juzgado que le pertenecía a Bonadio

El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi ocupará el juzgado que quedó vacante tras el fallecimiento de Claudio Bonadio, según el resultado del sorteo público que realizó esta mañana la Cámara Federal porteña.

Martínez de Giorgi es actualmente titular del juzgado federal 8 y, entre otras causas, tramita la que investiga el supuesto pago de sobornos para el soterramiento del tren Sarmiento.

El magistrado tiene cinco días para excusarse, pero en caso de aceptar la designación se ocupará del juzgado federal 11 por al menos un año, mientras se inicia el proceso para concursar el cargo vacante a raíz del fallecimiento de Bonadio el martes de la semana pasada.

Del sorteo participaron siete jueces, ya que otros tres se excusaron con anterioridad por diferentes motivos. Los participantes fueron Martínez De Giorgi, Sebastián Casanello, Sebastián Ramos, Julián Ercolini, Maria Eugenia Capuchetti, Rodolfo Canicoba Corral y Ariel Lijo.

Cabe mencionar que la jueza María Servini se excusó por estar a cargo también del juzgado electoral porteño; su par Luis Rodríguez por motivos personales; y Daniel Rafecas porque está enfocado a avanzar en una megainvestigación por delitos de lesa humanidad en el Primer Cuerpo del Ejército, según informó a la Cámara Federal.

En el juzgado de Bonadio se tramitan causas vinculadas a remanentes del caso de los cuadernos del remisero Oscar Centeno y otra pesquisa por el hallazgo de documentos históricos en la casa de El Calafate de la actual vicepresidenta Cristina Kirchner y por el traslado de muebles en aviones presidenciales.

Además se investiga la denuncia por supuestas irregularidades en la licitación de las obras del Paseo del Bajo, actualmente bajo estudio de la Cámara Federal a raíz de sobreseimientos que dictó Bonadio en diciembre pasado al exministro de Transporte Guillermo Dietrich.

Desde el reinicio de la actividad judicial en febrero, tras la feria de verano, el juzgado federal 11 quedó sorteado para ocuparse de nuevas denuncias, como la que alude a un presunto pago al arrepentido del caso Ciccone, Alejandro Vandenbroele, a cambio de su confesión.

s