CRISIS POLÍTICA

Colombia: Duque convoca al diálogo para frenar la violencia

El presidente colombiano cree que ese puede ser un principio de solución para la grave violencia social que ya lleva diez días.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Desbordado por las protestas

Desbordado por las protestas, la huelga nacional y la violencia, Duque convoca al diálogo en Colombia (Foto: AP).

Bogotá, Cali, Medellín, Cúcuta, Bucaramanga, Pereira y Cartagena, las principales ciudades de Colombia vivieron la décima noche de violencia por los reclamos sociales contra el gobierno de Iván Duque. Hasta el momento, el saldo de la crisis en ese país es de 37 personas muertas, 89 desaparecidas y cerca de 234 víctimas de violencia física cometida por parte de miembros de la Fuerza Pública, según denuncias hasta de organismos internacionales.

En este contexto, el presidente Iván Duque convocó a un amplio diálogo político y social. Su primer acto, dar marcha atrás con la resistida reforma tributaria, no sirvió para calmar las protestas. Ahora, parece seguir una vez más lo que hizo el presidente chileno, Sebastián Piñera durante la crisis de fines 2019: reconoció errores, pidió perdón y convocó a una mesa de consenso.

Duque está acorralado. Era eso o avanzar a una crisis peor, que puede costarle la presidencia.

El diálogo, ¿ultima esperanza?

https://twitter.com/IvanDuque/status/1390390610708901891

Acompañado por sus principales colaboradores, al momento de hacer su amplia convocatoria, dijo: "Colombia debe unirse para salir adelante de los estragos de la pandemia y rechazar los actos violentos y las vías de hecho".

El presidente no es el único quien convoca a una negociación. El Congreso nacional, durante toda la jornada del jueves, escuchó por más de cinco horas y de manera virtual a sindicatos, estudiantes e indígenas, quienes hablaron sobre la crisis social del país. Presentaron siete puntos para encauzar el diálogo con el gobierno nacional.

Reclamos por las represión policial descontrolada

Al cabo de 10 días de represión, con graves excesos denunciados, ya hay al menos 47 investigaciones por la violencia desmedida de las fuerzas policiales. Esto ha motivado que organismos internacionales, como el Alto Comisionado de Naciones Unidas sobre Derechos Humanos o Human Right Watch alertaran al mundo sobre lo que sucede en Colombia. Inclusive, el presidente argentino, Alberto Férnandez, vía Twitter, cuestionó lo que sucede en ese país con la represión de las protestas.

https://twitter.com/alferdez/status/1390473498234167298

Semana clave para la pacificación

La semana entrante, el gobierno de Duque se juega la poca credibilidad que le queda. La violencia, los excesos en la represión y los desmanes han captado la primera plana de la información sobre este país. Pero estos 10 días de reclamos también se han sostenido con una metodología pacífica mayoritaria. Caracterizada también por cacerolazos que se escucharon en varias partes del territorio nacional, pidiendo por reformas pendientes en un país con el 42% de pobreza.

Duque sabe que tiene, tal vez, una sola oportunidad más: “Como presidente, soy consciente de que en esta situación existirán siempre voces que pretenden capitalizar políticamente la adversidad y otros que utilizarán las dificultades para sembrar el caos y avanzar en sus aspiraciones políticas”, dijo el presidente. Colombia necesita una solución pacífica para la grave conmoción social.

Se habló de