Conflicto

Corea del Norte lanza sobre sus vecinos una lluvia de objetos no identificados y muy desagradables

El gobierno de Corea del Norte tomó una polémica medida como represalia ante la presunta acción de activistas surcoreanos. El caso vuelve a aumentar la tensión entre ambos países.

Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Corea del norte lanza globos con cargas peligrosas sobre la población de Corea del Sur. (Foto: Captura de TV)

Corea del norte lanza globos con cargas peligrosas sobre la población de Corea del Sur. (Foto: Captura de TV)

El cielo de Corea del Sur, en la frontera con Corea del Norte, de pronto se ve inundado por globos que descargan una lluvia indeseable. Nada menos que montañas de basura y excrementos que se dejan caer sobre caminos, campos, parques y ciudades surcoreanas. La medida es una aparente represalia contra activistas surcoreanos que lanzan folletos de propaganda en contra del régimen norcoreano.

Es una forma extraña de expresar la enorme rivalidad entre dos países separados solo por una cuestión de ideología, poder y forma de vida. Corea del Sur y Corea del Norte viven en permanente tensión a pesar de compartir una frontera que, en algunos lugares, está delimitada por un pequeño cordón como de una vereda sobre el paralelo 38.

Desde el régimen comunista y autoritario de Norcorea, gobernado por el déspota de Kim Jong-un, decidieron lanzar una lluvia de casi 300 globos para que lleguen por el aire a Corea del Sur. Los globos tienen un mecanismo de retardo que hace que en determinado momento exploten y liberen su carga en terreno surcoreano.

Embed

Una carga desagradable y también peligrosa

Las bolsas, sujetas a globos, se elevan del lado de la frontera de Corea del Norte cuando el viento va hacia el sur. Al pasar a territorio vecino, los globos estallan y la basura y los excrementos se precipitan. Esto ha obligado a que los habitantes de la democracia coreana (los del sur) llamen a las autoridades para que retiren esos desperdicios. La policía tiene que acudir con trajes especiales porque justamente los desechos -sobre todo los excrementos- pueden traer enfermedades desde el otro lado de la frontera.

soldados surcoreanos con los deshechos.jpg
Policías con trajes especiales retiran la basura y excrementos que lanza Corea del Norte sobre sus vecinos del sur (Foto: captura de TV).

Policías con trajes especiales retiran la basura y excrementos que lanza Corea del Norte sobre sus vecinos del sur (Foto: captura de TV).

Periódicamente, estos globos tan desagradables como peligrosos surcan el cielo y caen en Corea del Sur. Ya en 2016 llegó la primera "lluvia" tan molesta. El régimen de Kim Jong-un estrenó los globos "mensajeros" con bolsas cargadas de papel higiénico ya utilizado. Al repetir esa operación, el gobierno de Corea del Sur decidió responder casi con las mismas armas.

basura norcoreana en corea del sur .jpg
Los globos pasan a Corea del Sur con desperdicios y excrementos que llegan desde Norcorea. (Foto: Captura de TV)

Los globos pasan a Corea del Sur con desperdicios y excrementos que llegan desde Norcorea. (Foto: Captura de TV)

Globos desde el sur, pero con otro contenido

Corea del Norte tiene 26 millones de habitantes que viven en una época muy parecida al oscurantismo de la Edad Media. Sufren una censura permanente, no tienen acceso a internet, la televisión solo emite programas de propaganda del régimen y los prodigiosos desfiles militares que el dictador realiza con cualquier pretexto. También se muestran por televisión las pruebas de cohetes y misiles que realiza el gobierno para su defensa y eventuales ataques.

Embed

Por todas estas razones, los surcoreanos decidieron responder. También lo hicieron con globos, largos, muy largos. Pero en lugar de tener desperdicios, colocaron bolsas con un fin específico: "abrirles los ojos a los norcoreanos" para que sepan que fuera de sus fronteras existe un mundo totalmente diferente.

globos de propaganda surcoreana.jpg
Corea del Sur también manda globos a su vecino, con imágenes y frases contra Kim Jong-un (Foto: captura de TV).

Corea del Sur también manda globos a su vecino, con imágenes y frases contra Kim Jong-un (Foto: captura de TV).

Estos globos llevan panfletos con denuncias sobre el régimen dictatorial de Kim Jong-Un y, además, dispositivos de memoria con puertos USB. Los pen drive están cargados de información para contrastar ambos países y cómo vive la población a un lado y al otro de la frontera. También se envían datos sobre todo lo que ofrece el mundo y que Corea del Norte es como una isla en pleno siglo XXI.

Otra pieza fuerte de la propaganda que reciben los norcoreanos son los recitales, videos y canciones de K-pop, los conjuntos juveniles que son furor en Corea del Sur y en el resto del mundo.

Kim Jong-un sigue imperturbable mientras envía sus globos

El líder del país al norte de la frontera común mantiene su poder absoluto. Su sistema de control militar y censura total lleva ya tres generaciones en el poder, por lo que está más que aceitado. En esa línea, mientras recibe ayuda de China y de Rusia, despliega a las fuerzas militares para eliminar la lluvia de globos surcoreanos y evitar que lleguen a la población.

globos de corea del sur.jpg
Corea del Sur lanza globos con panfletos e información en pendrives para que llegue a la población de Norcorea (Foto: captura de TV).

Corea del Sur lanza globos con panfletos e información en pendrives para que llegue a la población de Norcorea (Foto: captura de TV).

Luego lanza sus propios elementos, cargados con ese material que resulta peligroso para la salud. Mientras tanto, cada vez que se acercan los "globos de Kim", las autoridades piden a los ciudadanos no tocarlos bajo ningún concepto. En especial los niños.

El gobierno de Seúl denunció que se trata de una "clara violación del derecho internacional" y una amenaza para la salud de los surcoreanos. En Asia del este, en torno al paralelo 38, la Guerra Fría sigue, y las "lluvias de globos" solo aumentan la tensión entre ambos países.