Ciencia

Dengue: investigadores argentinos descubrieron un mecanismo del virus que podría mejorar la vacuna

El hallazgo de los científicos del Conicet y Fundación Instituto Leloir fue publicado en la revista PNAS y podría ayudar a más de 500 millones de personas.
El descubrimiento argentino daría una nueva vacuna. (Foto: archivo)

El descubrimiento argentino daría una nueva vacuna. (Foto: archivo)

Científicos argentinos hicieron un hallazgo que podría mejorar las actuales vacunas contra el dengue. Sucede que Integrantes del Conicet y de la Fundación Instituto Leloir, descubrieron el mecanismo 1,2 y 3 para desactivar las defensas del cuerpo.

El descubrimiento, que fue publicado en la revista PNAS, podría mejorar las vacunas existentes hasta el momento. De esta manera, sería un avance importante porque tan sólo en América Lanita, cerca de 500 millones de personas corren riesgo de adquirir la infección por el virus del dengue, que se transmite por la picadura del mosquito Aedes Aegypti.

Pese al aumento de las incidencias de casos en las últimas décadas, aún se desconoce con exactitud al virus. Por eso, el descubrimiento de los investigadores argentinos sobre uno de sus mecanismos es fundamental para avanzar hacia una cura definitiva.

El resultado del estudio, que aparece publicado en PNAS de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, podría ser utilizado para el diseño de vacunas universales con mayor eficacia contra los cuatro serotipos del virus.

El dengue era una enfermedad viral más frecuente en zonas tropicales y subtropicales, pero el aumento de las temperaturas promedio del planeta, ha impulsado un aumento en la población de mosquitos y comenzaron a ocupar zonas que antes no estaban.

mosquito-dengue_0.jpg.webp
Dengue: confirmaron tres muertes en Tucumán y hay preocupación por el aumento de casos (Foto: archivo).

Dengue: confirmaron tres muertes en Tucumán y hay preocupación por el aumento de casos (Foto: archivo).

La investigación se basa en la interacción de las proteínas

Hasta el momento se ha actuado mucho en la prevención de criaderos de estos mosquitos. Pero, Andrea Gamarnik, investigadora en virología molecular de la Fundación Instituto Leloir y el Conicet, fue más allá y contó que: “Llevamos más de 20 años trabajando sobre la infección del dengue y en esta oportunidad nos preguntamos cómo interactúan las proteínas del virus con las proteínas de las células humanas”.

Cuando entra en una célula, el virus busca infectar y multiplicarse. Pero se gatillan los sistemas antivirales innatos contra el patógeno. Luego, el virus se protege y desata respuestas para contrarrestar los ataques celulares. Si el virus gana esa primera batalla, la infección avanza, la persona puede enfermar y manifestar síntomas.

En cambio, si el sistema inmune de la célula gana, el virus desaparece, y la “pelea” se termina, según describió Mora González López Ledesma, quien fue la primera autora del trabajo.

Para responder a la pregunta inicial, utilizaron técnicas de biología molecular y proteómica. Les llamó la atención que una proteína del virus, llamada NS5, se pegaba a otra presente en la célula, la desactivaba y la elimina. Entonces indagaron por qué el virus hacía ese proceso.

“Las formas severas de dengue son el resultado de una activación exacerbada de la respuesta inmune. Curiosamente, entre los cuatro tipos de dengue algunos están más vinculados a formas severas que otros pero se conoce poco acerca de cuáles son las diferencias entre estos virus que resultan en enfermedad severa”, comentó en Infobae el doctor Diego Álvarez, director del Laboratorio de Virología Molecular del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas de la Universidad Nacional de San Martín, quien no participó en el estudio publicado en PNAS.

Se habló de