Hambruna

El drama de las "personas basurero", los sirios que viven de las sobras de las tropas norteamericanas

El país de Medio Oriente está virtualmente dividido por varias ocupaciones. Tras diez años de guerra civil, crece la pobreza y escarbar entre los residuos es la única manera para conseguir comida.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Siria: mujeres y chicos escarban en la basura que descartan tropas norteamericanas para encontrar qué comer (Foto: gentileza BBC).

Siria: mujeres y chicos escarban en la basura que descartan tropas norteamericanas para encontrar qué comer (Foto: gentileza BBC).

"Nos llaman personas basurero", dicen quienes tienen como única manera para comer deben revisar los desperdicios que dejan las tropas norteamericanas a diario. Esta es la dura realidad cotidiana en Siria, el país de Medio Oriente que en la práctica está dividido en cuatro zonas diferentes. Bashar al Asad, pese a ser un dictador, no puede tener el control de todo el territorio.

Por eso se viven estas situaciones humillantes para miles de personas. Siria está desde hace 10 años inmerso en una guerra civil que los dejó con ciudades destruidas, sin trabajo y sin la mínima ayuda humanitaria en muchas zonas.

Por ejemplo, en el noreste sirio, en donde se mantiene una base norteamericana. Allí, los pobladores de la zona van todos los días a las puertas del destacamento militar para revisar los desperdicios. Entre la basura, consiguen un poco de alimento para mantenerse vivos.

Un basurero a cielo abierto

Esa parte de Siria está bajo la supervisión de los Estados Unidos. Es uno de los países que ayudó al régimen de Al Asad -al igual que Rusia- a combatir a los milicianos del Estado Islámico. Los combates comenzaron en 2014 y aunque ISIS está reducida a una mínima expresión, continúan sus ataques. Por lo tanto, las tropas norteamericanas permanecen allí.

siria hambre5.jpg
Un joven muerde un resto de comida que consiguió revisando los desperdicios que dejan las tropas norteamericanas (Foto: gentileza BBC).

Un joven muerde un resto de comida que consiguió revisando los desperdicios que dejan las tropas norteamericanas (Foto: gentileza BBC).

Como consecuencia directa de esa guerra, miles de sirios se quedaron sin hogar y sin trabajo. Para comer recurren a revisar los desperdicios diarios del cuartel de los militares norteamericanos. Por eso se las llama las "personas basurero".

siria hambre0.jpg
Una mujer revisa los desperdicios en procura de conseguir algo para comer (Foto: gentileza BBC).

Una mujer revisa los desperdicios en procura de conseguir algo para comer (Foto: gentileza BBC).

Luchando contra la hambruna

Siria tiene unos 25 millones de habitantes. Las Naciones Unidas estiman que 15,3 millones de esas personas necesitan asistencia humanitaria porque, de lo contrario, no podrían comer diariamente.

siria hambre6.jpg
Todos los días, las "personas basurero" revisan los desperdicios para hallar algo para comer en el noreste sirio (Foto: gentileza BBC).

Todos los días, las "personas basurero" revisan los desperdicios para hallar algo para comer en el noreste sirio (Foto: gentileza BBC).

Entonces, así les queda como único recurso el de revisar el descarte de la unidad militar de los Estados Unidos. La base recibe habitualmente las vituallas necesarias para estar en condiciones operativas. Helicópteros trasladan todo lo que precisan. Al finalizar la jornada, descartan en el exterior de la base los desperdicios. Es cuando entran en acción las "personas basura".

siria hambre 2.jpg
Mujeres y jóvenes sirios también revisan los camiones antes de regresar a la unidad militar (Foto: Gentileza BBC).

Mujeres y jóvenes sirios también revisan los camiones antes de regresar a la unidad militar (Foto: Gentileza BBC).

Es una tarea de separar los residuos, pero no para el reciclado, sino para algo vital: encontrar restos de comida con qué alimentarse. De ese modo, repiten su tarea de supervivencia día tras día.

siria hambre 4.jpg
Cajas dirigidas de manera personal a los soldados de Estados Unidos. Lo que sobra es revisado todos los días por ciudadanos sirios hambrientos (Foto: gentileza BBC).

Cajas dirigidas de manera personal a los soldados de Estados Unidos. Lo que sobra es revisado todos los días por ciudadanos sirios hambrientos (Foto: gentileza BBC).

Supervivencia gracias a las "sobras"

El camión que sale todos los días del cuartel militar y descarga la basura es esperado por muchas personas. Hurgan entre los montones de bolsas para encontrar algo para comer. Como no tienen la más mínima chance de trabajar, no tienen otro remedio.

La situación se agravó aún más con la guerra que se inició contra ISIS. Los recursos comenzaron a escasear porque el ejército oficial de Siria requirió partidas especiales para su equipamiento. Esto hizo disminuir los montos para la ayuda humanitaria, que ya era imprescindible.

provisiones para los norteamericanos.jpg
Las tropas norteamericanas tienen todos los días las raciones de comidas que necesitan para mantenerse totalmente operativos (Foto: gentileza BBC).

Las tropas norteamericanas tienen todos los días las raciones de comidas que necesitan para mantenerse totalmente operativos (Foto: gentileza BBC).

Un país con su territorio dividido

Siria tiene su geografía con varios sectores que no responden al poder central de Al Asad desde Damasco. Hay una zona dominada por los kurdos que quieren independizarse. Los kurdos tienen su población dividida entre Siria, Irán, Iraq y Turquía. Entonces, el ejército turco atacó a los kurdos sobre el propio territorio de Siria.

mapa de siria.jpg
Siria, un país que lleva 10 años en guerra civil, con su geografía ocupada por varios países y en manos de un dictador (Foto: Archivo)

Siria, un país que lleva 10 años en guerra civil, con su geografía ocupada por varios países y en manos de un dictador (Foto: Archivo)

También está el remanente de milicianos de ISIS, pese a que sufrieron el ataque conjunto de Siria, Rusia y Estados Unidos. También hay una zona controlada por quienes resisten en el plano interno a la dictadura de Al Asad y otra desmilitarizada en la frontera con Iraq. Finalmente, las alturas del Golán, en el sur del país, están bajo el control de Israel.

Todo esto hace que la situación de la población siria sea desesperante en gran medida. Algunas "personas basurero", al no tener un trabajo, rescatan de los desperdicios no solo comida, sino que también apartan todo lo que les sirva para poder vender.

base americana.jpg
La base norteamericana de Tell Beydar, fuente de alimentos que los sirios encuentran en los desperdicios que descartan los militares (Foto: gentileza BBC).

La base norteamericana de Tell Beydar, fuente de alimentos que los sirios encuentran en los desperdicios que descartan los militares (Foto: gentileza BBC).

Sin embargo, consiguen menos de US$ 2 diarios por esas ventas. Es decir, menos de 60 dólares por mes. No es nada, pero deben conformarse con eso porque es imposible tener un trabajo en un país devastado por llevar 10 años en guerra. Eso explica a las abandonadas "personas basura".

s