Italia

Los líderes del G20 acordaron aplicar un impuesto mínimo global del 15% a las multinacioanles

La medida, que se explicitará en el documento final de mañana, buscará alcanzar, por un lado, a las grandes compañías digitales y, por otro lado, terminar con la deslocalización financiera.
Los líderes del G20 acordaron aplicar un impuesto mínimo global del 15% a las multinacioanles.

Los líderes del G20 acordaron aplicar un impuesto mínimo global del 15% a las multinacioanles.

Los jefes de Estado y de Gobierno que participan de la cumbre del G20 en Roma, Italia, alcanzaron un acuerdo para establecer un impuesto mínimo global del 15% a las multinacionales.

"Esto es más que un simple acuerdo tributario, es la diplomacia que está remodelando nuestra economía global y cumpliendo con nuestra gente", escribió en Twitter el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Biden confirmó así el acuerdo alcanzado entre los líderes de los países más industrializados del mundo un grupo de naciones emergentes y la Unión Europea (UE) para determinar un piso impositivo mundial que estaba en debate hace años.

Fuentes de la cumbre de la que participa también el presidente Alberto Fernández destacaron a la agencia Télam el apoyo "amplio y transversal" que tuvo la propuesta de introducir el impuesto mínimo, que de todos modos necesitará luego varios meses o años para que cada país logre acoplarlo a su legislación e implementarlo.

Los países del G20, que representan el 80% de la economía mundial, dieron así un paso decisivo para empezar a fijar nuevos pilares de la denominada "nueva arquitectura financiera internacional", que reclaman algunos de los miembros, agregaron las fuentes.

La medida, que se explicitará en el documento final de mañana, buscará alcanzar, por un lado, a las grandes compañías digitales y, por otro lado, terminar con la deslocalización financiera de las grandes multinacionales que no tributan en sus países de origen sino que se valen de los mecanismos del denominado "dumping fiscal" para pagar impuestos en donde sean más bajos.

El optimismo por el acuerdo alcanzado a nivel impositivo contrastaba en la primera de las dos jornadas de la cumbre con el estancamiento en el que parecen haber quedado las negociaciones para reforzar la lucha contra el cambio climático.

En ese sentido, cuando entrada la tarde de Roma empezaron a circular versiones de que el documento final tendría pocos avances en materia ambiental, desde la Presidencia italiana del G20 se apresuraron a plantear que los negociadores continuarán trabajando toda la noche en búsqueda de un acuerdo.

Se habló de
s