Economía

Nueva Zelanda aumentó el salario mínimo y el impuesto a la riqueza

La primera medida beneficiará a unos 175.500 trabajadores, mientras que el incremento de la segunda pasó a incluir a algo más de 100 mil habitantes.
02 de abr de 2021 - 07:24
Nueva Zelanda. Las medidas representan mejoras reales a los pobladores más vulnerables

Nueva Zelanda. "Las medidas representan mejoras reales a los pobladores más vulnerables", enfatizó la primera ministra Jacinda Ardern (Foto: france24.com).

Nueva Zelanda, desde este jueves, aumentó el salario mínimo y subió los impuestos a los más ricos. La primera ministra Jacinda Ardern destacó que las medidas económicas, en el país que tiene cinco millones de habitantes, "representan mejoras reales a los pobladores más vulnerables".

Con los cambios implementados en el salario mínimo, los trabajadores pasarán a cobrar de 18,90 dólares neozelandeses (11,27 euros) la hora, a casi unos 20 dólares NZ (11,93 euros). Este aumento salarial comprenderá a unos 175.500 trabajadores, e implica un incremento general de unos 216 millones de dólares NZ (128.615 millones de euros). En el caso del impuesto a la riqueza se incrementó del 33% al 39%. Esta normativa, celebrada por sectores sindicales y rechazada por el Partido Nacional que la definió como un “vandalismo económico”, abarca al 2% de la población (un poco más de cien mil neozelandeses), según informó el gobierno.

Con el aumento del impuesto a los más ricos, el oficialismo espera sumar a la recaudación fiscal de 2021 unos 550 millones de dólares NZ (328 millones de euros), y en 2024, unos 634 millones (378 millones de euros). Antes de que estallara la pandemia del coronavirus, la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) destacó a Nueva Zelanda como uno de los cinco países del mundo con el salario mínimo más alto. Esto ocurrió hasta 2019.

Minimum wage increase: Jacinda Ardern confirms raise to $20 an hour | Stuff.co.nz

Según datos del ministerio de Desarrollo Social de Nueva Zelanda, las empresas del país han contratado más personal desde principios de año, aunque todavía hay más de 200 mil personas que reciben subsidios por desempleo, casi 60 mil más que a mediados de marzo, cuando comenzó la pandemia.