Sorpresa

Nueva Zelanda: Jacinda Ardern, la líder que solo cosechó elogios durante la pandemia, anunció su renuncia

Dejará el gobierno el próximo 7 de febrero. Ganó prestigio mundial por su manejo de la crisis generada por el Covid-19 cuando aún no había vacunas.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Jacinda Ardern dijo que no tiene fuerzas para ir por un nuevo período (Foto: Gentileza Japan Times).

Jacinda Ardern dijo que "no tiene fuerzas" para ir por un nuevo período (Foto: Gentileza Japan Times).

"He decidido que no voy a buscar la reelección", dijo Jacinda Ardern para anunciar que ya no será la primera ministra de Nueva Zelanda. Su renuncia se hará efectiva el próximo 7 de febrero.

Con algunas pausas en su mensaje por la emoción del momento, Ardern explicó el motivo de su salida del poder: "Me voy porque un papel tan privilegiado conlleva responsabilidad y sé que ya no me quedan fuerzas para hacerlo bien. Es así de sencillo”.

Embed

Jacinda Ardern asumió al cargo de primera ministra en octubre de 2017. Con solo 37 años, fue la persona más joven en el mundo en llegar al poder. Su manejo de la pandemia de Covid-19 cuando no existían las vacunas le dio prestigio internacional, aunque los encierros prolongados le hicieron perder, en el último tiempo, parte de su imagen positiva de gobierno.

"Ya no me quedan fuerzas para hacerlo bien"

Ardern apareció en el salón tradicional para los anuncios oficiales. Con un tono tranquilo, pero quebrado por momentos por la emoción sorprendió con sus palabras: "Para mí ya es hora, ya no tengo energía para otros cuatro años”, declaró para comunicar que no se presentará a una nueva reelección para el cargo de primera ministra.

Por eso entendió que su tiempo como líder del país está cumplido. Pero también dijo que su retiro es solo por un cansancio personal y que no hay "ningún motivo oculto". Para avanzar en esa línea adelantó que habrá elecciones generales en octubre y que está convencida de que su partido, el Laborista, volverá a ganar y continuará en el gobierno.

Su popularidad ha disminuido en el último año y tal vez por eso entendió que son necesarios "un nuevo par de hombros” para conducir a Nueva Zelanda durante los próximos 4 años.

Una madre en el poder

Jacinda Ardern llegó al poder en 2017 con solo 37 años. Estaba en pareja con Clarke Gayford, un periodista neozelandés. En 2018 nació su hija Neve Te Aroha Ardern Gayford. Entonces decidió que su vida profesional como política y su rol como madre no serían incompatibles. Y poco después, tuvo oportunidad de demostrarlo.

Viajó a dar su mensaje como premier en la Asamblea General de las Naciones Unidas y llevó a su hija, de solo tres meses. La foto de Ardern con la pequeña Neve, en el lugar reservado para Nueva Zelanda, esperando para hablar ante la Asamblea recorrió el mundo entero.

ardern y su hija en la onu.jpg
Jacinda Ardern se presentó con su hija de solo 3 meses para hablar en la Asamblea General de la ONU. (Foto: Gentileza CNN)

Jacinda Ardern se presentó con su hija de solo 3 meses para hablar en la Asamblea General de la ONU. (Foto: Gentileza CNN)

Pero también tuvo que tomar decisiones que afectaron su vida personal ante las emergencias del gobierno. Tenía previsto casarse con su pareja en 2021, cuando parecía que la pandemia comenzaba a declinar. Pero la aparición de la variante Ómicron la obligaron a suspender la boda.

"Así es la vida", comentó al anunciar la postergación de su casamiento. Ardern, pese a tener vacunas, aplicó un severo plan de aislamientos hasta fines de 2021. Eso le valió también críticas, especialmente en Auckland, la ciudad más importante del país. Con 1.600.000 habitantes estuvo varias veces cerrada, la última vez, el aislamiento duró 6 semanas.

En otro momento, mientras se comunicaba por Instagram con novedades de gobierno, tuvo que matizar el mensaje por la interrupción que le provocó los llamados de su pequeña hija.

instagram por la hija de Ardern.jpg
Madre y primera ministra. Jacinda Ardern, interrumpe un mensaje político por los reclamos de su pequeña hija (Foto: Instagram A24.com)

Madre y primera ministra. Jacinda Ardern, interrumpe un mensaje político por los reclamos de su pequeña hija (Foto: Instagram A24.com)

Una gestión con varios desafíos

En su gobierno debió afrontar varias cuestiones que por su manejo, ganó gran popularidad y una proyección internacional. Mientras trazó objetivos nacionales a largo plazo como la crisis de la vivienda, la pobreza infantil y el cambio climático, hubo temas insospechados que la obligaron a actuar rápidamente.

Hubo un ataque terrorista en la ciudad de Cristchurch, en el que murieron 51 personas, que terminó con una condena a cadena perpetua para el responsable.También debió socorrer a familias afectadas por una erupción volcánica.

welcome back a nueva zelanda.jpg
Nueva Zelanda se abre al mundo después de dos años de aislamiento por el coronavirus en agosto de 2022(Foto: AP)

Nueva Zelanda se abre al mundo después de dos años de aislamiento por el coronavirus en agosto de 2022(Foto: AP)

Pero el mayor desafío fue la pandemia de covid. Nueva Zelanda fue de los primeros países que se aisló del mundo. Ayudada por su condición insular y su poca población ( 5,1 millones de personas). Y la respuesta fue muy efectiva. El primer contagio se dio el 28 de febrero de 2020. Hasta el día de hoy, solo murieron 2.437 personas, lo que representa apenas el 0,04% de la población. El 80% de su población tiene el plan completo de vacunación.

Por ese manejo de la crisis, ganó la reelección en 2020 y logró la mayoría absoluta para su partido. Pero luego, ya con las vacunas, seguir con medidas similares a las chinas le jugaron en contra a la imagen de Ardern.

La única nota de desgaste en su gestión ha sido los prolongados encierros en cuanto se producía un nuevo caso. Solo en la segunda parte de 2022, el país reabrió sus fronteras y abandonó los encierros. Eso debilitó en gran medida los ingresos por turismo, una de las principales fuentes de ingresos para el PBI de Nueva Zelanda.

La primera ministra, con barbijo, anuncia la flexilización para Auckland ( Foto: Facebook de Jacinda Ardern)
Su lucha contra la pandemia cuando no había vacunas, su mejor logro de gobierno (Foto: AP)

Su lucha contra la pandemia cuando no había vacunas, su mejor logro de gobierno (Foto: AP)

Un mensaje sobre la concepción del poder

Tras casi 6 años en el poder, Jacinda Ardern puso fin a su paso por el poder. Y en el final de su anuncio dejó un claro mensaje democrático y republicano, como para imitar:

Soy humano, los políticos son humanos. Damos todo lo que podemos durante el tiempo que podamos. Y entonces es el momento. Y para mí, es el momento”, dijo.

s