Feliz día de tu muerte 2: ¿Cuál es la crítica detrás de la película de Netflix?

Una película muy interesante que podés ver en Netflix. Mirá antes la primera parte de la película que es un must antes de ver la secuela en Netflix.
Feliz día de tu muerte 2 está disponible en Netflix

Feliz día de tu muerte 2 está disponible en Netflix

‘Feliz día de tu muerte’ supo cómo manejar su premisa de ciencia-ficción para ofrecernos un simpático híbrido en el que el terror y la comedia también tenían una presencia destacada y que tiene mucha presencia en Netflix. Eso quizá decepcionó a los que esperaban una propuesta más en la línea habitual de Blumhouse, pero a la hora de la verdad fue lo que la hizo única.

En su secuela se vuelve a apostar por ello y lo que se consigue es una continuación muy disfrutable que evita los males habituales de cintas así.

Ahí ‘Feliz día de tu muerte 2’ abre un abanico de posibilidades que te mantiene en vilo durante varios minutos. Los que pasan hasta que todo vuelve a la “normalidad” con Tree volviendo a ser el personaje sobre el que gira realmente todo.

Una decisión que podría haber conllevado caer en la rutina, pero Christopher Landon, guionista y director de la película, sabe cómo jugar con esa familiaridad para proponer algo diferente de una forma estimulante. Feliz día de tu muerte 2 es una película interesante que podés ver.

De hecho, Landon consigue un delicado equilibrio entre los momentos que nos retrotraen de forma inevitable a lo que ya habíamos visto y los sucesivos cambios que va creando en el universo de la saga. Además, se introduce un elemento emocional bastante más marcado que en su predecesora que permite demostrar a Jessica Rothe una mayor versatibilidad y confirmar que Hollywood ya está tardando en ofrecerle papeles en producciones con mayor presupuesto.

En cierta medida esa es la forma de la película de diferenciarse, ya que aquí se esquiva la mecánica de ensayo y error, llegando a convertirlo en recurso para una solución cómica bastante inspirada. Eso no impide que durante su segundo acto haya ciertos altibajos de interés, aunque a mi juicio de forma menos pronunciada que en su predecesora.

s