Fútbol chino

China: el dueño de un club obligó al director técnico a poner a su hijo y el joven se hizo viral

Un empresario millonario compró un equipo de la segunda división de China y exigió que su hijo jugara en el primer equipo.
El joven hizo su debut en el fútbol profesional gracias a las exigencias de su padre. 

El joven hizo su debut en el fútbol profesional gracias a las exigencias de su padre. 

Un hecho insólito ocurrió en la segunda división de China: el empresario millonario He Shihua compró al equipo Zibo Cuju, que se encuentra último en la tabla de la China League One y exigió que su hijo, no solo jugara, sino que, además, usara la camiseta número 10.

Según lo que informa el diario South China Morning Post, He Shihua, de 35 años, es el máximo accionista y decidió invertir dinero en el club, que se había presentado en bancarrota hace algunos meses. El empresario realizó varios pedidos, pero, sin lugar a dudas, el más insólito y llamativo fue el de incluir a su hijo en el plantel profesional y obligar al técnico a que le dé minutos durante los partidos. Como si esto fuera poco, también se le pidió al entrenador que el joven fuera el encargado de patear los tiros libres y penales.

Todas estas exigencias llevan a pensar que el joven es un deportista de lo más habilidoso, pero, en realidad, el hijo de He Shihua no juega al fútbol de forma profesional y, además, no cuenta con el estado físico adecuado para poder realizar un deporte de alto rendimiento ya que pesa 127 kilos.

El 4 de mayo pasado, el heredero de He Shihua hizo su debut en el equipo de su padre, aunque las imágenes se conocieron hoy. En el video se puede ver al joven que ingresó 29 minutos del segundo tiempo cuando el partido iba 1 a 1.

En las imágenes se observa, además, que el debutante se ubicó en el campo de juego, pero se mantuvo prácticamente inmóvil durante el tiempo que le tocó “jugar”. Lo que se puede ver también es que el chico se hizo cargo de la pelota parada y ejecutó todos los córners y tiros libres que tuvo su equipo durante los 16 minutos que estuvo en cancha, pero sus disparos no fueron muy efectivos.

Mirá como juega el hijo del dueño del club:

Embed

Cuando el partido estaba por finalizar, ocurrió la jugada más insólita: el joven futbolista dio un mal pase, no marcó y generó una contra que derivó en el gol del rival que llevó a su equipo a la derrota. Lo más sorprendente no fue la fatídica jugada, sino que, el hijo de He Shihua se dio el lujo de criticar a sus compañeros.

En la temporada actual, el Zibo Cuju se encuentra en el fondo de la tabla, con un solo punto obtenido en los últimos cinco partidos jugados y con solo dos goles convertidos contra los 10 recibidos.

Se habló de