Fútbol Argentino

Colón: detuvieron al vicepresidente y a otro dirigente tras el apriete de la barra al plantel

Horacio Darrás, el directivo Lucas Panigua y cinco barrabravas fueron apresados por la Justicia santafesina en el marco de 12 allanamientos realizados en las últimas horas. Los detalles.
Colón: detuvieron al vicepresidente y a otro dirigente tras el apriete de la barra al plantel
Audio nota
Escuchá la nota completa.
1 1.5 10 10

Powered by Thinkindot Audio

Entre las personas detenidas se encuentran el vicepresidente del Sabalero, Horacio Darrás, y Lucas Panigua, otro integrante de la Comisión Directiva. Además, también fue detenido el jefe de la barra, Orlando "Nano" Leiva. La Justicia habría encontrado vínculos entre ellos.

Los barras se hicieron presentes en el entrenamiento de Colón

Horacio Darras Vice Colón.jpg
El vicepresidente de Colón, Horacio Darrás. (Foto: El Litoral)

El vicepresidente de Colón, Horacio Darrás. (Foto: El Litoral)

El martes pasado, cerca de 30 barrabravas se fueron al entrenamiento de Colón con el objetivo de exigirles dinero e indumentaria a los jugadores. La situación se da en el medio del mal momento deportivo que atraviesa el equipo. Ese día, hubo insultos y empujones y el entrenamiento tuvo que suspenderse. Los jugadores tampoco pudieron entrenarse al día siguiente por seguridad.

Sin embargo, como nadie hizo una denuncia, la Unidad Fiscal Especial de Delitos Complejos comenzó una investigación de oficio y este lunes se realizaron 12 allanamientos (11 en la ciudad de Santa Fe y uno en Santo Tomé), que derivaron en la detención de siete personas (los dos dirigentes y cinco barras) además del secuestro de drogas y dinero en efectivo.

Que dijo el vicepresidente de Colón sobre los vínculos con los barras

Pulga Rodriguez 1.jpg
El futbolista

El futbolista "Pulga" Rodríguez avisó que se irá de Colón al finalizar la actual temporada luego de las amenazas de la barra brava al plantel. (Foto: Archivo)

El vicepresidente del Sabalero había sido en su momento por Roberto San Juan, representante del Pulga Rodríguez, como responsable del apriete de los barras a los futbolistas. Darrás, en tanto, le respondió al empresario que era un mentiroso y que simplemente se encontró en "en el lugar equivocado a la hora equivocada" el día en que los barras irrumpieron en el predio de Colón para exigirle dinero y camisetas a los jugadores.

"Yo fui como siempre al predio, y cuando se pierde aún más. Viene uno de seguridad y me informa que estaba la barra en la puerta. En el instante que estaba caminando para el chalet de Primera, los barras vienen caminando e ingresaron, me puse a dialogar, pedían distintas cosas. 'Dame esto, necesitamos colaboración', dijeron. A mí no me amenazaron ni vi armas, y los jugadores dijeron que querían hablar. Ellos pidieron hablar con el Pulga, pidieron boludeces, nunca hablaron de plata, hablaban de colaboración", contó Darrás.

"'Hay que ganar porque nos vamos a la B, dame una camiseta', esas cosas. Eran como 30 o 40, era imposible pararlos, había una sola persona en la puerta", fue la explicación del vice, que la semana pasada acudió a la Justicia sin ser citado a declarar.

Tras prestar testimonio el viernes en la Fiscalía, Darrás defendió su accionar. "¿Qué pretendían que hiciera?, ¿que me fuera?, ¿que agarrara algún caminito por el costado y desapareciera?, ¿qué estarían diciendo en ese caso?", se preguntó el dirigente ahora detenido.

En ese marco, agregó: "Los jugadores me vieron, saben de qué modo actué. También me vieron las otras personas que estaban en ese momento en el entrenamiento. Mi objetivo en todo momento fue frenarlos".

En su irrupción, los barras hablaron con los referentes del plantel, entre los que estaban Paolo Goltz, Luis Miguel "Pulga" Rodríguez, Rafael Delgado y Ramón "Wanchope" Ábila. Después de lo sucedido, trascendió que algunos de ellos estarían analizando abandonar la institución.

Este lunes a las 17, Colón enfrenta a Argentinos Juniors en el estadio Brigadier López de Santa Fe por la 21 fecha de la Liga Profesional de Fútbol. Hasta el momento, el partido se juega a pesar de los reiterados episodios de violencia.

s