COPA LIBERTADORES

El curioso método 15-15-15 con el que Palmeiras le jugará a Boca

Abel Ferreira, entrenador de Palmeiras, prepara un viejo método que le trajo grandes resultados en el pasado para enfrentar a Boca en la semifinal de la Copa Libertadores.
Palmeiras

Palmeiras

Este jueves, se disputará el partido de ida de las semifinales de la Copa Libertadores. En este emocionante encuentro, Boca recibirá a Palmeiras con la intención de tomar la delantera en la serie y acercarse a la gran final. Sin embargo, el equipo brasileño, se prepara para evitar que el Xeneize se ponga en ventaja.

image.png

Los entrenadores de ambos equipos ya comenzaron a preparar estrategias para esta semifinal crucial. En este sentido, Abel Ferreira, el entrenador de Palmeiras, recurrió a un método que le ha dado resultados positivos en el pasado, incluyendo dos Copas Libertadores y un Brasileirao. Su objetivo principal es abordar la falta de eficacia en la anotación que experimentó Palmeiras en los últimos partidos.

Palmeiras no atraviesa su mejor momento ofensivo y solo logró marcar un gol en sus últimos cuatro encuentros. Por esta razón, Ferreira y su equipo técnico decidieron volver al "15-15-15" para el enfrentamiento contra Boca.

¿En qué consiste este método? En realizar un mínimo de 15 tiros, 15 entradas al área y 15 centros durante el partido. Este enfoque ya dio buenos resultados en el pasado en momentos de éxito para el equipo.

Abel Ferreira confía en este método porque cree que cumplir con estos objetivos los acercará más a la posibilidad de anotar goles, como lo expresó Raphael Veiga, quien ocupa un papel central en el esquema del equipo: "Sabemos que cuanto más rematamos, aumenta la probabilidad de marcar gol. Este es el objetivo que se ha marcado, eso lo trabajamos en los entrenamientos". Esto demuestra que el equipo se siente cómodo y efectivo siguiendo este enfoque.

En su último partido contra Gremio, el rendimiento en cuanto a los centros no cumplió con las expectativas. Palmeiras intentó 46 centros, lo que duplicó su promedio en el Brasileirao (23 centros por partido), pero solo logró conectar 11 de ellos (un 23%). Además, solo dos de estos centros llegaron al arco rival. Este aspecto preocupa a Abel Ferreira, ya que la falta de precisión en esta área afecta la cantidad de goles que su equipo puede marcar.

s