EN PRIMERA PERSONA

Guerra en Israel: el dramático testimonio del arquero argentino que vive en Tel Aviv

Marco, hijo de Waldo Wolff, es un futbolista argentino que se desempeña en el Maccabi Petah-Tikvah de Israel y relató la dramática situación que vive en Tel Aviv.
Marco Wolff

Marco Wolff

Israel se encuentra en medio de una de las peores oleadas de violencia en años en su conflicto con los palestinos, la cual fue desencadenada por un ataque sin precedentes llevado a cabo por el grupo terrorista Hamas el 7 de octubre pasado. En ese contexto, los argentinos que viven en la zona de conflicto, explican cómo atraviesan estos momentos de máxima tensión.

wolff2.jpg

Ese es el caso de Marco Wolff, un futbolista argentino que se desempeña en el Maccabi Petah-Tikvah de Israel y que, en diálogo con Marcelo Palacios, por Radio La Red, habló de la dura realidad que atraviesa. "Estoy vivo, sano, estoy preparándome para quizás momentos duros, pero estoy bien. Estoy en Tel Aviv, alejado de la frontera del conflicto, dentro del horror acá estoy relativamente bien", comenzó diciendo.

"Vivo en un edificio en planta baja, no en todos hay refugios, donde estoy yo no hay, en el de al lado sí, entonces cuando suena la alerta vamos para allá. La mayoría de los edificios no tienen bunker", explicó el futbolista con pasado en Tigre. Además, detalló: "Llegás al refugio y están hablando los vecinos, los padres más fuerte para intentar tapar los estruendos. Para los extranjeros es duro, pero los locales lo tienen naturalizado".

A continuación, el joven argentino, analizó: "Cada cuatro o cinco meses se da un conflicto que si no lo naturalizás te volvés loco, tenés que hacerlo, asumirlo. La cúpula de hierro funciona, en 2021 durante dos semanas bombardearon y funcionó". Además, detalló: "Lo que pasó este sábado fue una locura. El porcentaje de la población que sufrió un fallecimiento o desaparición es altísimo, todos conocen a alguien cercano que lo sufrió, las redes lo muestran".

Cuando le consultaron sobre la cotidianeidad en este dramático contexto, Wolff habló sobre la incertidumbre con la que se vive. "En el club no se sabe nada, cómo va a avanzar, cuánto va a durar. 'Mañana no entrenamos, les avisamos', y así el día a día. La gente sale solo a hacer las compras, las calles están desiertas", expresó. Además, declaró: "Las familias de los soldados lo viven peor, los soldados lo viven con orgullo, defender su bandera y su tierra. Ayer le llevé una bolsa de dormir a un amigo soldado que no sabía dónde iba a dormir".

"Las noticias no son alentadoras. Hoy me tocó llevar a mi primo para volver a Argentina, el aeropuerto es un caos. Mi familia está asustada y los entiendo, desde acá intento transmitir calma", expresó el joven de 26 años. "Esta no es una situación normal, no tiene precedente en los últimos años. Pero por el momento acá estamos firmes", continuó.

"A nosotros no nos da placer hablar del tema, pero me puedo tomar el rato para hacerlo y es para informar. Peor que la desinformación es la mala información, acá hay terrorismo, entraron a matar civiles", declaró Wolff. "No hay banderas políticas, no hay Derechos Humanos que puedan tomar partido. No es ejército contra ejército, bandera contra bandera, acá es terrorismo contra civiles", sentenció.