Opinión

Gallardo y un nuevo "no" a un llamado del exterior por principios y falta de oportunismo

Antes de que asuma Mourinho, Roma lo había tentado con un contrato de tres años, pero el técnico de River declinó la oferta. Las razones del Muñeco.
Hugo Balassone
por Hugo Balassone |
Gallardo rechazó una oferta de Roma.

Gallardo rechazó una oferta de Roma.

Mourinho fue el plan B a Gallardo en la Roma. La historia ocurrió hace pocos días, ya que desde comienzos de abril empezaron a negociar los nuevos accionistas del club italiano con el técnico de River.

En la Roma, el grupo americano Romulus and Remus Inveestments LLC adquirió el 17 de agosto del año pasado el 86,6% de las acciones del club por 591 millones de euros. Y los nuevos propietarios le ofrecieron al Muñeco tres años de contrato que coincidía en su último año con el centenario del club.

Si bien quedará en la anécdota este ofrecimiento, como alguna vez llegó aquel tanteo de Eric Abidal para reemplazar a Valverde en Barcelona, no deja de marcar señales de la visibilidad que la obra de Gallardo alcanzó en Europa. Hay detractores del entrenador millonario que sostienen que si no pisa las grandes ligas europeas, será imposible validar sus capacidades.

Si estas ofertan le llegasen al Muñeco a la hora de los balances anuales que siempre los hace a fin de año, hubiese contemplado con más seriedad la posibilidad de marcharse de River. Pero es principio en Gallardo no marcharse cuando transcurre la competencia. Sobre todo con las responsabilidades que sigue teniendo con un proyecto tan exitoso que sigue vigente. Sigue habiendo objetivos para Gallardo, y esta vez pasarán por afianzar a las nuevas incorporaciones.

Los hinchas de River, ante cada no noticia, aprietan el puño festejando con alivio la continuidad a aquel proyecto que ya lleva casi 7 años. Sabrán que estos llamados fueron inoportunos, pero que el final del ciclo se acercará cuando aparezcan opciones irresistibles.

Se habló de