icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLICIALES

"Estoy arrepentido de lo que hice, no soy un asesino", dijo el panadero que mató a un ladrón en La Matanza

"¿Cómo vivo con las amenazas que recibo? No recuerdo nada, me vinieron a apretar, no sé de dónde salieron", expresó (Foto: captura de TV)

El panadero que el sábado mató a tiros a uno de los cuatro delincuentes que lo asaltaron en el partido bonaerense de La Matanza aseguró este lunes que está "arrepentido", dijo que es un "laburante" y no un "asesino", y explicó que no recuerda en detalle lo que sucedió.

"Estoy arrepentido de lo que hice, no soy un asesino, yo soy un laburante, no salí a matar, salí a guardar la camioneta. Yo agarré el arma y después la tiré, era mi vida o la de él, yo no soy Dios para decidir", dijo Gerardo, el comerciante, visiblemente atormentado por el hecho de inseguridad que le tocó vivir.

Denunció que "tiene miedo", ya que tanto él como su mujer, Vanesa, reciben amenazas por las redes sociales. "Que van a venir a reventar la casa del panadero, que me van a prender fuego la casa, que vamos a linchar a tu marido, esas cosas salen por Facebook", contó la esposa del comerciante de 36 años que reside en Rafael Castillo.

"¿Cómo vivo con las amenazas que recibo? No recuerdo nada, me vinieron a apretar, no sé de dónde salieron. ¿Mirá si mataban a mi hijo o me mataban a mí?", denunció quebrado ante los medios. "Yo me críe acá, ¿por qué tengo que estar así?", agregó.

"Yo salí con las manos en alto, lo único que pedí fue que baje mi hijo y no sé cómo forcejeé, no sé de dónde saqué coraje. Tengo miedo, anoche no pude dormir, mi hijo está mal, mi hija mayor me ve y llora, lloramos todos, es una situación de mierda", agregó.

El hecho ocurrió el sábado a la tarde en las calles Yanzi y Pita, de la localidad de Rafael Castillo, cuando el panadero se encontraba junto a su hijo a bordo de una camioneta Volkswagen Amarok gris estacionada y fue interceptado por cuatro delincuentes armados con fines de robo y que se movilizaban en un Chevrolet color bordó.

De acuerdo a los testigos, el panadero bajó de la camioneta, se trenzó en lucha con uno de ellos y, en medio del forcejeo, le arrebató el arma, con la cual baleó y mató a otro de los delincuentes.

Los otros dos delincuentes escaparon a los tiros, mientras que el ladrón que se había trenzado en lucha con el panadero, fue reducido a golpes por vecinos del lugar y luego detenido.

SUBIR

Poder

Ovación

Show