Río Gallegos

Santa Cruz: intensa búsqueda de dos amigas desaparecidas

Natasha y Rocío, de 14 años, fueron vistas por última vez en la madrugada del domingo. Sus teléfonos están apagados.
La última persona que vio a Natasha y Rocío fue el taxista que las trasladó.

La última persona que vio a Natasha y Rocío fue el taxista que las trasladó.

La Policía de Santa Cruz busca intensamente a dos adolescentes de 14 años, Natasha Cherbakov y Rocío Perales, que se encuentran desaparecidas desde las primeras horas del domingo, cuando fueron vistas por última vez en Río Gallegos.

Según La Opinión Austral, el sábado Natasha le pidió permiso a su mamá para quedarse a dormir en la casa de su amiga Rocío. Cuando llegó la madrugada, la madre decidió hacer una videollamada para comprobar que su hija estaba bien. Sin embargo, Natasha no estaba en el domicilio de Rocío.

La mujer decidió ir a la casa de la familia Perales, donde la mamá de Rocío le contó que las chicas habían salido y no tenía noticias de ellas. A partir de allí, se inició la búsqueda. El GPS del teléfono celular de Natasha reveló una dirección en el barrio San Benito, donde al llegar les informaron que las chicas habían estado allí, pero que se habían retirado en un taxi.

Los familiares lograron ubicar al conductor que las había recogido, pero aunque les brindó la dirección a la que las había conducido en plena madrugada, las jóvenes seguían sin aparecer.

Alrededor de las 8 horas del domingo, las familiares realizaron la denuncia de desaparición en la Seccional Segunda de la capital provincial. Natasha y Rocío son intensamente buscadas, mientras que sus teléfonos permanecen apagados.

Natasha y Rocío: datos claves en la búsqueda

Al momento de su desaparición, Natasha llevaba puesta una calza de color negra, campera negra con rojo y zapatillas de color bordó sin marca. Tiene tez blanca, pelo castaño, contextura física robusta, una estatura aproximada de 1,52 metros y ojos claros color verde.

Rocío, por su parte, es de tez blanca, con cabello rubio, de 1,5 metros y ojos claros color verde, aunque sus padres no recordaban qué ropa llevaba puesta en la noche del sábado.

s