Irreconocible

El bajón de Dady Brieva, la renuncia de Carrió y "el nuevo votante": de qué se habla en los pasillos de la política

Esteban Talpone
por Esteban Talpone |
El bajón de Dady Brieva, la renuncia de Carrió y el nuevo votante: de qué se habla en los pasillos de la política

El nuevo escenario político sigue dando que hablar, a dos días de las elecciones que consagraron a Alberto Fernández y dejaron a Mauricio Macri en condiciones de reclamar el liderazgo de la oposiciòn.

Mientras tanto, de un lado y de otro se abrió la carrera por el reposicionamiento de todos.

En los pasillos de la política, por estas horas, se está hablando de…

  • Contentos por la victoria, decepcionados por un caudal de votos muy inferior al que esperaban y sorprendidos por los más de dos millones de electores que Macri logró sumar entre las PASO y los comicios presidenciales. Ese es el sentimiento que impera en el entorno de Alberto Fernández y en un amplio sector del kirchnerismo.
  • La “extraña” sensación fue resumida por Dady Brieva, siempre fiel a su estilo, durante una entrevista radial con Ernesto Tenembaum. “Creí que íbamos a ganar 6 a 0 y eso me daba tranquilidad para hacer cambios más profundos y tener más poder”, confesó el actor. “Tengo la misma sensación que tuvo Boca en la Libertadores: ganó pero no entró”, explicó. Ese sentimiento es compartido por muchos, aunque pocos lo admiten públicamente.
  • La explicación del sentimiento contradictorio que invade al peronismo, a pesar de la victoria, radica en el hecho de que, en comparación con las PASO, la fórmula Fernández-Fernández apenas pudo sumar 267.000 votos, una cifra que se asimila mucho a una variación neutra. En cambio, Macri logró incrementar su apoyo electoral en 2.348.000 sufragios.
  • A todas vistas, Juntos por el Cambio logró llegar con un mensaje más claro y más profundo a un sector de la sociedad que identifica a la nueva coalición peronista con las viejas prácticas kirchneristas. El macrismo, por cierto, supo sacar rédito de un síntoma que subyace en gran parte del electorado y aparece como un rasgo clave de los próximos años.
  • Agustin Rossi, probable jefe del nuevo bloque peronista en Diputados, habló de "un nuevo votante". Lo definió como el votante que no va a las PASO pero sí va a las elecciones generales. Según Rossi, ese votante "se siente mas representado por otros discursos que por el nuestro".
  • Un sector del peronismo, en privado, lo expresa más crudamente y dice que hay “una multitud blanca” que les volvió a dar la espalda.
  • Sorprendió que usen las mismas palabras que las empleadas por el periodista Jorge Halperín en un reciente Twitter: “Una multitud blanca, profundamente ignorante e insensible, con razonamientos infantiles y un odio a flor de piel es parte de la pesada herencia que deja el macrismo. Serán caceroleros activos con los que habrá que lidiar”.
  • Tras el acto del victorioso Frente de Todos, en el bunker del barrio de la Chacarita, hubo mucho tela para cortar. Gobernadores e intendentes, entre otros dirigentes, se mostraron enojados porque vieron bloqueado su acceso al escenario. Y un sector del albertismo exhibió su desacuerdo con los confrontativos discursos de Axel Kicillof y Cristina Fernández, más adecuado para un cierre de campaña que para un día triunfal.
  • En ese contexto, la pregunta que circula cada vez con más insistencia es qué influencia tendrá Cristina en el armado del futuro gabinete de Alberto. Un casi ministro juraba ayer que “ninguna” y aseguraba que lo va a armar “todo” el presidente electo. También afirmaba que todos los ministros están en la lista de dirigentes designados para intervenir en la transiciòn.
  • Mientras tanto, en el macrismo empezó el debate por el perfil de la nueva coalición opositora. Si bien nadie se anima hoy a discutir a Macri, con un 40% de los votos en su valija, están también los que advierten que se trata del primer presidente que fracasa en busca de la reelección y lo adjudican a sus errores en la gestión.
  • El radical cordobés Mario Negri ya anticipó durante una entrevista con Luis Majul que después del 10 de diciembre “habrá que pensar otro Cambiemos”. Es que el radicalismo ya piensa en rediscutir su papel dentro de esta alianza en la oposición.
  • No pasaron para nada desapercibidos los dichos de Elisa Carrió al anunciar su enésimo retiro de la política. “Los jueces tienen diez millones de personas que quieren justicia y que se van a movilizar si pactan la impunidad”. Cuando los cronistas de casa Rosada le preguntaron si Macri podrá liderar la oposición respondió “son los pueblos los que eligen sus líderes, no somos nosotros”. Algunos, más que como un retiro político, lo interpretaron como el debut del ala dura de la nueva oposición.
  • En la misma sintonía, el director de Poliarquía, Alejandro Caterberg, opinó que “con el 40% de Macri habrá un poder más equilibrado, no es lo mismo un peronismo que vuelve avasallando que un peronismo que vuelve con lo justo, con un sector social que lo va a estar mirando”.
  • Por último, una conclusión derivada del análisis de los resultados electorales del 27/10. La sociedad avisó que los que se van pueden volver y que los que volvieron se pueden ir más temprano que tarde. La alternancia en el poder es una posibilidad novedosa en la política argentina.
s