El aborto se trata el miércoles: 20 horas de sesión, plaza dividida y la misteriosa estrategia si hay empate
LegalizaciónDelAborto

El aborto se trata el miércoles: 20 horas de sesión, plaza dividida y la misteriosa estrategia si hay empate

El miércoles después de casi tres meses de debate se va a votar en el recinto de Diputados la despenalización del aborto. Se espera una jornada agotadora de más de 20 horas, con la calle copada por los abanderados de las dos posturas. El resultado final es todavía incierto.

¿Cómo están los números? A esta hora hay distintos pronósticos, pero todos son negativos para el proyecto para legalizar el aborto. Los cálculos de los que rechazan el proyecto dicen que están 10 votos arriba; un cálculo de la página “Economía Femini(s)ta” (hecho en forma colaborativa) dice que el rechazo gana por 4 (con 33 no confirmados). Los diputados que están a favor  dicen que están “palo a palo”. Es un poco de práctica parlamentaria: nadie reconoce antes de una votación que está perdiendo.

El Presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó (que no expresó públicamente su postura frente al tema y que solo vota en caso de empate), reconoció que va a ser una sesión atípica y “divertida”. Porque la división de posturas no va a ser como tradicionalmente por bloques políticos, sino que el debate va a ser transversal a todos los espacios.

Se va a hacer una sesión “ordinaria”, un tecnicismo. Va a arrancar el miércoles 13 a las 11 de la mañana y va a durar en un cálculo optimista 20 horas. Es decir, que se votaría a las 7 de la mañana del jueves.

Originalmente habían planteado hacer un cuarto intermedio para que los diputados pudieran dormir y todos pudieran ver el debate entero, pero finalmente se descartó.

La idea de la presidencia de la cámara es consensuar que arranque directo este debate y que no haya homenajes ni cuestiones de privilegio, un espacio que tienen los diputados para hablar de otros temas antes de que empiecen los tratamientos de leyes. La idea es tratar de acortar la sesión lo más posible.

Habitualmente el orden de la sesión es que habla un “miembro informante” de cada bloque político durante 20 minutos, luego el resto de los diputados que quieren tienen 5 minutos para exponer y finalmente cierran los jefes de bloque. En este caso, como la división no es partidaria habrá que tener otro esquema. “Hoy el criterio ideológico no tiene soporte partidario”, explicaron quienes están negociando la modalidad del debate.

El orden seguirá siendo por bloques políticos pero dividirán el tiempo total que tienen entre los que están a favor y en contra. No va a haber cierre de jefes de bloque. “En este caso no tiene sentido”, explican. El resto de los diputados tendrá 5 minutos cada uno para exponer.

Un alerta a tener en cuenta. Tanto los que militan a favor del aborto como aquellos que están en contra advirtieron que se van a manifestar en la calle. El gran dilema por estas horas de la gente de seguridad de la Cámara de Diputados es cómo controlar y dividir los espacios de los dos sectores: ambos reclaman para sí la Plaza de los Dos Congreso. Hubo reuniones preliminares entre funcionarios del Congreso y el ministerio de Seguridad de la Ciudad. No hubo hasta ahora definiciones concretas.

La posibilidad de empate siempre está latente. ¿Qué pasa en ese caso? Se vuelve a votar. Si sigue empatado, el Presidente de Diputados tiene la obligación de desempatar. ¿Qué va a hacer Monzó en ese caso? No se sabe si es chiste o es en serio pero suele decir por los pasillos que si la primera votación es empate, va a mirar a uno de sus diputados más fieles para pedirle que cambie su voto o se abstenga… ¿Será cierto?

¿Qué puede pasar de acá al miércoles?

Las negociaciones siguen abiertas. La clave es convencer a esos 30 indecisos promedio que pueden inclinar la votación para un lado u otro. Se especula con que muchos de ellos podrían ausentarse en el momento de la votación.

También existe una incógnita en torno a la Coalición Cívica. La mayoría del bloque de Carrió está en contra del aborto. ¿Podrían abstenerse a último momento como hizo Carrió en la votación del matrimonio igualitario?

“La Cámara de Diputados suele ser muy sensible a la opinión pública”, describe un diputado conocedor de los resortes del Congreso. “Pase lo que pase, los que quieren cambiar ganaron la batalla de la opinión pública y la diferencia se achica”, agrega.

Si el proyecto no se aprueba por un año no podrá ser tratado en el Congreso. Después de eso, será difícil para la postura anti abortista sostener la misma cantidad de adhesiones. 

Podrá llevar más o menos tiempo, pero el cambio social que se generó a partir de este debate llegó para quedarse. Habrá que ver si la consolidación de este proceso se da en esta sesión del miércoles o si será necesario esperar otros dos años.

¿Te interesó esta nota? Para más info, suscribite a "La Jungla del Poder", el newsletter semanal de Política de A24.com