Elecciones en el Sindicato de Comercio: una interna caliente que divide al Gobierno
Layer 1
InternaEnComercio

Elecciones en el Sindicato de Comercio: una interna caliente que divide al Gobierno

Armando Cavalieri tuvo finalmente su asamblea para elegir a las autoridades que fiscalizarán la elección del próximo titular del sindicato de Comerio. Y la tuvo en su ley.

A pesar de que anoche la justicia laboral había suspendido el evento porque en el predio de Parque Norte no entraban todos los afiliados que querían participar (particularmente los de su contrincante, Ramón Muerza), hoy la jueza Cecilia Mónica Lourido rechazó el pedido de suspensión. "No acredita la situación de peligro invocada en la denuncia”, se lee en el documento de la letrada. Lo mismo hizo el ministerio de Trabajo.

Muerza desconoce estos fallos, incluso denunció a A24.com que "no existió ningún fallo", y ahora prepara una medida legal con sus abogados. El delegado de Coto y secretario de Organización del sindicato se tiene fe y cree que podría ganarle la pulseada por la conducción al histórico Cavalieri (lleva 32 años en el poder).

Pero esta interna trasciende los límites de lo gremial y se instala directamente al interior del Gobierno. Cavalieri está en buenos tratos con el Gobierno y particularmente con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. Fue uno de los primeros en firmar una paritaria amable del 15% y facilitó el proceso preventivo de crisis de Carrefour.

En cambio, Muerza es cercano a las autoridades del Gobierno porteño, particularmente al vicejefe de Gobierno, Diego Santilli. Incluso reconoció que movilizó a su gente a algunos actos antes de que se definiera la PASO entre Gabriela Michetti y Horacio Rodríguez Larreta.

"El Ministerio de Trabajo está siendo funcional a Cavalieri. Él tiene una relación de hace años con Triaca. El ministerio estaba notificado de que esto estaba suspendido e igual lo habilitó", dijo Muerza a A24.com. Además denunció que hoy se obligó a los empleados de comercio a faltar a sus trabajos y que "les pusieron los micros en la puerta" para asistir a la asamblea.

En el fuero penal también corre otra acusación contra la conducción de Cavalieri. El fiscal Guillermo Marijuan recibió una presentación –hecha por un particular- sobre la supuesta presencia de más de 5 mil afiliados fallecidos en el padrón del gremio. El expediente, al que el fiscal le dio curso, cayó en el juzgado de Marcelo Martínez de Giorgi.

Las cosas están lejos de tranquilizarse en el gremio con más afiliados del país. Muerza dejó en claro que no pretende achicarse y Cavalieri no está dispuesto a dar un paso al costado. Queda por verse qué rol jugarán las distintas fuerzas del Gobierno.