Defensa

Estados Unidos otorgará al país un subsidio de 40 millones de dólares para seguridad nacional

El otorgamiento llega justo después de la compra de 24 aviones caza F16 en la que colaboró el país del norte. "Es un subsidio de asistencia reservado para socios importantes", dijeron desde la embajada de EE.UU.

El otorgamiento del crédito llega justo después de la compra de 24 aviones caza F16 Foto: archivo.

El otorgamiento del crédito llega justo después de la compra de 24 aviones caza F16 Foto: archivo.

La embajada de Estados Unidos en Argentina anunció la entrega de 40 millones de dólares en financiamiento militar extranjero (FMF, por sus siglas en inglés) para contribuir a la modernización de la defensa argentina.

El otorgamiento del subsidio marca un importante paso en la cooperación militar entre los dos países y busca apoyar la modernización de las fuerzas armadas argentinas, así como mejorar la interoperabilidad con las fuerzas estadounidenses.

Esta subvención permitirá a Argentina adquirir equipo, entrenamiento y servicios de defensa estadounidenses, y es la primera vez desde 2003 que el país recibe fondos del FMF. Además, el subsidio contribuirá a financiar la adquisición de 24 jets de combate supersónicos F-16 de Dinamarca, una compra reciente realizada por el ministro de Defensa argentino, Luis Petri.

Según detalló la embajada estadounidense, con la adquisición de los F-16, Argentina se une a un grupo de 26 países y aliados que operan esta plataforma de combate, lo que fortalecerá la capacidad defensiva del país y fomentará la cooperación con socios regionales para mantener la paz y la estabilidad en América Latina.

Luis Petri F16.avif

La relación militar con Estados Unidos

Estados Unidos y Argentina tienen una relación sólida y de larga data en el ámbito militar, incluyendo la cooperación en adquisiciones, entrenamiento y educación profesional. Desde 1998, Argentina ha sido considerado un Aliado Mayor extra-OTAN, lo que subraya la importancia de la relación de defensa entre ambos países.

En resumen, este subsidio no solo apoya la modernización militar de Argentina, sino que también refuerza la relación estratégica entre Estados Unidos y Argentina, consolidando la cooperación en materia de defensa y seguridad entre ambas naciones.