Exclusivo: El Gobierno reconoce que urbanizar las villas de todo el país llevará al menos 20 años
UrbanizaciónDeLasVillas

Exclusivo: El Gobierno reconoce que urbanizar las villas de todo el país llevará al menos 20 años

La Argentina tiene 4228 villas. Mauricio Macri dio la orden a sus máximos asesores de iniciar cuanto antes los trabajos de urbanización para poder mostrar logros concretos antes de su primer mandato. Aunque no dio plazos, la urbanización fue una de sus promesas de campaña.

Pero funcionarios de su gobierno reconocen que ese trabajo llevará al menos 20 años, teniendo en cuenta las dificultades presupuestarias y las limitaciones legales: parte de las tierras tiene que ser expropiadas para poder trabajar sobre ellas. Y para eso debe sancionarse una ley.

Por eso, existe un plan más realista: empezar por las localidades de menos de 10.000 habitantes. Son 2000 centros suburbanos, que incluyen 31 asentamientos del conurbano de las grandes ciudades.

Son barrios en los que el Gobierno detectó una falta total de infraestructura y que están sobre terrenos fiscales. No hay que pedirle permiso a nadie para empezar las tareas. El trabajo lo está haciendo la secretaría de Infraestructura, dependiente del Ministerio del Interior

"Toda esta inversión es una reparación que hay que hacer y que esta línea de trabajo va a tener que seguir por los próximos 20 años para saldar el universo de deuda de infraestructura", explicó a A24.com Marina Klemensiewicz, secretaria de Infraestructura de la Nación .

Hoy hay cerca de 500 intervenciones y restan más de 6000, si se tiene en cuenta todo lo que aporta el relevamiento.

Desde la Secretaría de Infraestructura apuestan a dinamizar ciertas obras emblemáticas, que ya están en marcha o a punto de iniciarse. Son 11 obras clave que representan una inversión de $3611 millones.

Habrá mejoramiento de espacios urbanos, extensión de la red de gas, cloacas, luz, cordón cuneta y creación de viviendas. Las que destaca la Secretaría en este momento son:

  • Salta, Departamento de Rivadavia. Inversión: $1480 millones para 600 familias
  • Santiago del Estero, El Simbolar. Inversión: $447 millones para 1500 familias
  • Santa Fe, Barrio Barranquitas. Inversión: $160 millones para 1200 familias
  • Buenos Aires, Barrio Ejército de Los Andes (Fuerte Apache). Inversión: $300 millones para 5970 familias
  • Buenos Aires, San Miguel, Barrio Obligado. Inversión: $149 millones para 2300 familias
  • Corrientes, Barrio Virgen de Dolores. Inversión $28 millones para 500 vecinos
  • Jujuy, Alto Comedero. Inversión: $386 millones para 4700 familias 
  • Tierra del Fuego, Margen Sur. Inversión: $334 millones para 2500 familias
  • Mendoza, Barrio Olivares. Inversión: $43 millones para 480 familias
  • Entre Ríos, Carretera De La Cruz, Ex Aero Club, Tiro Federal, Gruta Lourdes y María Boretti. Inversión: $149 millones para 2400 familias
  • Córdoba, Villa Nylon. Inversión $215 millones para 1300 familias

Más allá de estas obras, la secretaría de Infraestructura está apostando a generar mixtura urbana en las principales ciudades del país, que están densamente pobladas.

¿Qué implica? Dejar de localizar a los barrios sociales en las periferia de la ciudad y evitar que se reserven áreas mejor ubicadas para emprendimientos inmobiliarios. América Latina es la región más urbanizada del planeta (93%) pero gran parte de esta urbanización es informal o sin planificación.

"Primero identificamos todos los vacíos urbanos que hoy existen en cada ciudad. En esos vacíos empezamos a desarrollar viviendas sociales pero no en vertical como en el Fuerte Apache. Son viviendas que las van a adquirir familias de más bajos recursos, con alguna ayuda financiera, y familias de clase media. Al lado también puede construirse un edificio de alta gama. Eso es mixtura", explicó Klemensiewicz.

También se apuesta a recuperar la centralidad de la ciudad, invirtiendo en conjunto con una unidad ejecutora, para mejorar el centro urbano.

El trabajo con las organizaciones sociales, con mucha presencia territorial, es clave. Si bien en este momento no es una etapa de comunicación fluida con "el triunvirato piquetero" (Ctep- Barrios de Pie-CCC), en el ministerio reconocen su importancia y esperan a que, más allá de lo político, se pueda seguir articulando políticas en conjunto.

¿El mayor desafío? Klemensiewicz no dudó: "El presupuestario".