Alerta económico

Joe Biden recibirá a Alberto Fernández en el momento de mayor preocupación en Estados Unidos por la economía argentina

El FMI pidió "prudencia" y evitar "vulnerabilidades", lo cual reveló la preocupación de 190 países miembros por la macroeconomía. Se encienden luces amarillas y crecen las internas
Mariano Obarrio
por Mariano Obarrio |
Alberto Fernández visitará a Biden en la Casa Blanca el 29 de marzo

Alberto Fernández visitará a Biden en la Casa Blanca el 29 de marzo, en el momento de más incertidumbre económica del país

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, recibirá a su par argentino, Alberto Fernández, en medio de la creciente preocupación de los 190 países miembros del Fondo Monetario Internacional (FMI) por el futuro inmediato de la economía argentina, especialmente luego del anuncio de canje de bonos en dólares de la Anses y todos los organismos públicos por bonos en pesos.

Según pudo saber A24.com de altas fuentes vinculadas a organismos internacionales, en Washington consideran “un problema serio” y una “alerta amarilla” para la economía argentina el “manotazo de ahogado de tomar los bonos de los jubilados para venderlos y tener más dólares en semanas”.

El FMI lo puso en palabras oficiales. Causó sorpresa y preocupación el decreto anunciado por el ministro de Economía, Sergio Massa, que obligará a la Anses y a cien organismos oficiales a canjear bonos en dólares por bonos en pesos para obtener financiamiento para el Tesoro y calmar el mercado cambiario para proteger las reservas.

Cuando la nueva secretaria de Comunicaciones, Julie Kozack, fue consultada por periodistas, pidió que las medidas se realicen “de manera prudente”, que "no se agreguen vulnerabilidades en el futuro" y pidió políticas macroeconómicas "consistentes y restrictas". Es decir, que haya de una vez un ajuste fiscal serio del gasto del Estado.

Sorpresa y preocupación en el FMI por la sorpresiva toma de bonos

Massa FMI 3.jpg

“La medida cayó como una sorpresa en el FMI. No escuché nada, porque mantienen las cortinas muy cerradas. Pero están muy nerviosos acá en Estados Unidos y en los otros países importantes respecto de esto”, dijo a A24.com Claudio Loser, ex director para el Hemisferio Occidental del FMI.

Los nervios se originan en que la Argentina es el principal deudor del Fondo. El organismo no quebraría ante un default de nuestro país. Pero las repercusiones serían negativas, porque se trata de fondos de los gobiernos y no de privados o bancos extranjeros. “El riesgo a una caída argentina no es 100%, pero es mucho mayor hoy que a principios de mes. Es una alerta amarilla”, señaló Loser.

“El peligro es que por la inflación empiecen a aumentar salarios y precios, y eso hace reventar al gasto público más que la recaudación. El temor es que se espiralice la crisis fiscal. Con un sistema monetario y financiero muy débil, sin reservas”, señaló el ex director del Fondo.

La situación de reservas, cada vez más frágil, y aparece Biden

En medio de la incertidumbre, el Banco Central siguió vendiendo reservas este jueves, 88 millones; 588 en lo que va de la semana y acumula 1459 millones en el mes. Los analistas estiman que las reservas netas son de 1500 millones. Los dólares financieros cayeron: el Contado con Liquidación bajó a 390,32 pesos (6,85$), el MEP a 375,72 (11,38) y el blue quedó a 389 pesos. Los bonos en dólares volvieron a caer y el riesgo país superó los 2500 puntos.

bcra 1.jpg
Cuántos dólares le faltaron a las reservas para alcanzar la meta del segundo trimestre con el FMI (Foto: archivo)

Cuántos dólares le faltaron a las reservas para alcanzar la meta del segundo trimestre con el FMI (Foto: archivo)

Mientras tanto, se informó que el presidente norteamericano, Joe Biden, recibirá a Alberto Fernández el miércoles 29 de marzo en la Casa Blanca, luego de una gestión del embajador ante los Estados Unidos, Jorge Argüello, que fue cerrada entre el canciller, Santiago Cafiero, y el secretario de Estado, Antony Blinken. La anterior audiencia del 25 de julio de 2022 se había suspendido porque Biden contrajo Covid.

Según confiaron a A24.com fuentes oficiales, el Presidente buscará un respaldo político de Biden en medio de la incertidumbre financiera y fiscal de la Argentina. El apoyo norteamericano es clave en el FMI. El Presidente podrá comprobar en persona si Biden es tan amigo de la Argentina como para haberlo bautizado "Juan Domingo Biden".

La traducción de las palabras del Fondo: prudencia y vulnerabilidad

La novedad de que el Banco Central emitió 130.000 millones de pesos para adelantos transitorios al Tesoro no generó tranquilidad. Quedó muy cerca del tope permitido por las metas monetarias del acuerdo con el FMI. La situación fiscal no es holgada, por cuanto la caída de la recaudación de enero y febrero provocó un desequilibrio de 432.000 millones de pesos. El contexto es preocupante por la perspectiva de escuálidos ingresos fiscales por la sequía que golpeará a las cosechas y las exportaciones.

Es por eso que los pedidos de “prudencia” del FMI tras el anuncio del canje de bonos se interpretó en Washington como un llamado de atención sobre los límites concretos que tiene el Fondo para tolerar esas medidas de emergencia. “Están diciendo que hagan los deberes, cuiden la parte monetaria, no hagan líos, cuiden la parte fiscal, porque no solamente las reservas miramos nosotros, y tenemos que rendirles cuentas a los otros 190 países de cómo estamos reestructurando la deuda argentina”, dijo Loser a A24.com.

Durante la última revisión del cuarto trimestre de 2022, el FMI flexibilizó las metas de reservas por el contexto de sequía y de la guerra de Ucrania, pero también había advertido que la Argentina debía ser restrictiva con la moratoria previsional, la expansión de los planes sociales y la segmentación tarifaria, de manera que beneficiaran sólo a los más pobres.

Respaldo de Cristina Kirchner a la medida y a la candidatura de Massa

Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa acordaron un aumento de $20.000 para los empleados del Congreso
Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa

Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa

Pero a la mala repercusión externa de la medida, se sumaron las resistencias internas en la línea de funcionarios de la Anses. La vicepresidenta Cristina Kirchner, sin embargo, avaló el decreto de Massa y respalda en general la gestión del ministro. “Massa tiene una buena gestión pero tiene malos números porque tuvo que hacerse cargo del desorden del exministro Martín Guzmán, que había heredado el desorden de Mauricio Macri”, señalan fuentes cercanas a la vicepresidenta.

Es por eso que Cristina Kirchner todavía respalda a Massa como posible candidato presidencial del Frente de Todos, aunque al mismo tiempo hace caminar por las provincias y por los medios de comunicación al ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro. Es el Plan B de la vicepresidenta.

Cristina Kirchner tiene decidido no presentarse a la presidencia, aunque agita el “operativo clamor” que comanda su otro soldado, el ministro de Desarrollo Humano provincial, Andrés “Cuervo” Larroque. La vicepresidenta sabe que pierde las elecciones y una derrota la dejaría fuera del escenario político y la acercaría a varias condenas judiciales. En cambio, podría competir como candidata a senadora, para apuntalar la reelección del gobernador Axel Kicillof y retener ese distrito, además de lograr fueros judiciales.

Si no es Massa, es "Wado" que "no se bajó, porque no se subió"

“Wado no se baja de la carrera presidencial, porque nunca se subió”, señalan con picardía en el Ministerio del Interior, como desafío al Presidente, que mantiene su potencial postulación para las PASO de agosto y las generales de octubre próximo. De Pedro tiene luz verde de Cristina Kirchner. “Wado dirá que lo que decida Cristina está bien, ya sea su propia candidatura, la de Massa o la de Wado”, dicen.

Pero más allá del apoyo de Cristina Kirchner a Massa, algunos funcionarios de línea de la Anses, que dirige Fernanda Raverta, se resisten al canje de los bonos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses y de cien organismos del Estado, oficializado en el Boletín Oficial.

Reaparición de Bossio, ahora militando junto a Schiaretti

Esos funcionarios se negarían a convalidar el canje, aunque está por verse su poder de fuego. Están en línea con las críticas que hizo Diego Bossio, ex director de la Anses de Cristina Kirchner, que ahora milita en el espacio peronista no K de Juan Schiaretti, Juan Manuel Urtubey y Florencio Randazzo.

"Cristina nunca me hubiese permitido tomar una decisión de esta naturaleza, de entregar los bonos en dólares ni las acciones a los privados porque es desnudar la capacidad del Estado y afrontar en el futuro el pago en dólares a los privados", señaló Diego Bossio, que había sido asesor de Massa cuando este presidió la Cámara de Diputados, aunque tenía siempre bolilla negra de los K.

Según Economía y la Anses, el organismo apoya la operación porque sostienen que el canje le resta volatilidad al Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses y hasta obtendría una ganancia equivalente a unos U$S 2.000 millones. Si bien vendería los bonos a un precio bajo, también recibiría un bono en pesos, también a menor precio.

Pero otros sectores del kirchnerismo duro no respaldan la medida, porque consideran que favorecería a los que quieren fugar dólares y perjudicaría a los jubilados. La medida también fue atacada por la oposición y provocó serias preocupaciones en Estados Unidos y en los países del FMI, aunque por distintos motivos.