Elecciones 2021

Juntos por el Cambio: los principales candidatos se recluyen en su familia y círculo íntimo a la espera del domingo

Vidal, Santilli y Manes pasan el fin de semana desconectados de todo a la espera de lo que será la puesta en marcha de la maquinaria electoral del domingo.
Gonzalo Prado
por Gonzalo Prado |
Larreta

Larreta, Santill y Quirós en un desayuno el viernes.

Los principales candidatos de Juntos por el Cambio aguardan el momento de conocer los resultados de las elecciones del domingo casi de la misma forma: junto a su familia y su entorno más cercano.

Después del almuerzo del viernes junto al expresidente Mauricio Macri, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, la candidata a diputada nacional por la Ciudad, María Eugenia Vidal, volverá tal como pasó en la previa a las PASO a estar son su familia.

Luego de ese encuentro en el que empezaron a sentarse las bases para el día después de las elecciones, Vidal se recluyó en su familia. El sábado tiene pensado pasarlo completamente con sus hijas e hijo más su pareja, el periodista deportivo Quique Sacco. “Van a cocinar, comer, mirar alguna película. El domingo lo mismo”, explicaron desde su entorno. La rutina casera se verá interrumpida el domingo cuando desayune con todos los candidatos, como es habitual, y vaya a votar. Más tarde, irá al búnker de Costa Salguero.

Ese búnker, a diferencia de lo que sucedió en las PASO, oficiará de centro de reuniones del comando nacional de Juntos por el Cambio. La decisión no es menor, en el almuerzo del viernes se acordó que se tenía que mandar una imagen de unidad esa misma noche por lo que no sería descabellado ver a los principales referentes nacionales en el escenario.

Cruzando la General Paz, los dos principales candidatos de Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires, Diego Santilli y Facundo Manes, también se recluirán en su familia.

Santilli el sábado tendrá la particularidad de ir a acompañar a su hijo del medio, Nicanor, a verlo competir. Si el sábado fue pensando para descansar, el viernes fue el tirón final.

martin-tetaz-maria-eugenia-vidal-horacio-rodriguez-larreta.jpg

Luego del fin de semana en familia, el domingo arrancará a las 8:30 en Tigre junto a Manes, a Jorge Macri, Graciela Ocaña, el intendente de Lanús y jefe de campaña, Néstor Grindetti, y el presidente de la UCR provincial, Maximiliano Abad, entre otros. Una hora y media después tendrá que ir a votar para luego volver a su casa con su familia.

Recién cerca de la tarde partirá hacia el búnker en la ciudad de La Plata, en el salón Vonharv que es el lugar que eligieron, y que se encargó de acordar el intendente de esa localidad, Julio Garro, para repetir como cábala de la elección anterior.

El fin de semana de Manes es simular. Muy recostado en su familia, para recién empezar a mover algunos hilos el domingo cuando después de la conferencia de prensa le toque ir a votar. Cultor del bajo perfil en lo que respecta a su vida privada, la campaña electoral de las PASO y la de las generales lo encontró a Manes en una situación atípica ya que no estaba acostumbrado a pasar poco tiempo con su esposa e hijos.

Esto incluso fue uno de los motivos por los cuales después de su gira por Europa para dar conferencias demoró su retorno full time a la campaña electoral. Por ese motivo en todo el fin de semana estará más que recluido con su familia casi sin atender lo que suceda por fuera de eso, salvo que exista algún problema mayor.

Tal y como contó este medio, la gran incógnita que hay dentro de Juntos por el Cambio es cómo será el día después de las elecciones en el sentido de la disputa interna del poder y del liderazgo. La situación del país hizo que todas las tribus dentro de la coalición opositora se sientan con espalda suficiente como para competir. De no haber candidatos presidenciales a tener más de cinco en menos de un mes y medio. Esa será la cuestión troncal que resta definir.

s