La Embajada de EE.UU hizo su tradicional cóctel del 4 de Julio: ¿Quiénes estuvieron, quiénes faltaron y qué se comió?
Layer 1
RelaciónConEstadosUnidos

La Embajada de EE.UU hizo su tradicional cóctel del 4 de Julio: ¿Quiénes estuvieron, quiénes faltaron y qué se comió?

El Palacio Bosch, mítica residencia del embajador de los Estados Unidos, volvió a ser la sede del festejo del Día de la Independencia. Festejo que suele convocar a los personajes más influyentes de la política y la economía argentina. 

La celebración esta vez tuvo la temática de la "Era del Jazz de los años 20", por lo que se proponía que los invitados fueran vestidos a tono con ese concepto. Pocos locales lo hicieron, aunque entre el staff y algunos diplomáticos, más un buen show musical en la planta baja lograron generar el clima adecuado.

Acorde a los tiempos de austeridad y bajo perfil casi no hubo funcionarios nacionales ni provinciales, a diferencia de otros años donde estos mítines tienen mayor convocatoria. Igualmente, el "Círculo Rojo" se hizo presente para brindar y rosquear. De la oposición no hubo nadie.

Entre los ministros se destacó la presencia de la de Seguridad, Patricia Bullrich; de Ambiente, Sergio Bergman (que apenas se quedó unos minutos) y de Agroindustria, Luis Miguel Etchevere. También se vio al viceministro de Seguridad, Gerardo Milman, al Subsecretario de Asuntos Municipales de la Provincia Alex Campbell y al secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.

La Corte Suprema envío como representante a Elena Highton de Nolasco, quien con cierta dificultad para caminar subió al primer piso del Palacio donde se pronunció el discurso principal del embajador, Edward C. Prado.

Hubo figuras importantes de Comodoro Py, aunque la que más atracción causó fue el juez Bonadío que aprovechó para charlar sobre temas variados pero poco y nada sobre el mundo judicial.

De Haciendo estuvieron Guido Sandleris, jefe de asesores del Ministro de Hacienda, y Laura Jaitman, la Deputy argentina del G20, también bajo la órbita de Dujovne.

Sí hubo fuerte presencia de Diputados y senadores. Entre ellos Esteban Bullrich, Julio Cobos, Eduardo Amadeo, Luciano Laspina y el lilito Juan López, que asistió con una bufanda a cuadros.

Del mundo empresarial, se destacaron Adelmo Gabbi (Presidente de la Bolsa), Adrián Werthein y Eduardo Elsztain quien fue acompañado por algunos miembros de su equipo.

Sin embargo, quien se llevó buena parte de las miradas fue Domingo Cavallo que estuvo un rato y fue consultado por algunos de los presentes sobre el rumbo de la economía. Justo cuando estaba por responder, aparecieron unas señoras con unos carteles pidiendo silencio: estaba por dar su discurso el embajador.

¿El menú? El bandejeo incluía el cruce entre ambas culturas: hamburguesitas  yankies y empanadas de carne argentas. También ofrecieron cazuelas de langostinos y solomillo de cerdo braseado con aderezos a elección. De postre se ofrecieron variedades de budines -entre el que se destacó el de banana-, brownies y alfajorcitos con los colores de la bandera de los Estados Unidos. El café, como no podía ser de otra manera, estuvo auspiciado por Starbucks.