Peronismo vs. peronismo

Las dos apuestas "anti-grieta" del gobernador de Córdoba Juan Schiaretti: ¿Por qué quiere evitar que se nacionalice la elección?

El gobernador de Córdoba Juan Schiaretti pidió el voto para dos candidatas con apellidos muy particulares. La resistencia a "nacionalizar" el resultado.
Nicolás Poggi
por Nicolás Poggi |
Juan Schiaretti

Juan Schiaretti, con Vigo y De la Sota. (Foto: Prensa Schiaretti)

Juan Schiaretti lo hizo de nuevo. El gobernador de Córdoba, cultor de un peronismo que se mantiene distante de la Casa Rosada, lanzó este jueves a sus candidatos para el Congreso y volvió a ratificar su posición “anti-grieta”, mientras es testigo de los movimientos de algunos dirigentes del PJ que empiezan a interesarse en la etapa que podría abrirse después de las elecciones legislativas de este año.

Cuidadoso, medido y de perfil bajo en la órbita nacional, Schiaretti interviene poco y nada. Ya fue socio del extinto Alternativa Federal, la mesa que en tiempos del macrismo había conformado con Miguel Pichetto, Juan Manuel Urtubey y Sergio Massa en busca de una “tercera posición”. El fracaso de ese experimento motivó que decidiera mantenerse en los límites de su terruño.

El jueves, en lo que fue definido como el acto virtual “más convocante del país”, el mandamás encabezó el cierre de campaña de su frente “Hacemos por Córdoba”, que lleva a Alejandra Vigo -su esposa- y a Natalia De la Sota -hija de su exsocio político José Manuel- como candidatas al Senado y la Cámara de Diputados, respectivamente.

https://twitter.com/JSchiaretti/status/1431053010097037317

A pesar de la buena relación del gobernador con el poder central -que se profundizó por la pandemia- y del buen vínculo de Natalia De la Sota con el propio Alberto Fernández, el schiarettismo se declaró “prescindente” de la polarización y compite en su distrito contra Juntos por el Cambio y el Frente de Todos.

Una empresa que a Schiaretti supo costarle caro porque, en las elecciones anteriores, su lista legislativa quedó tercera. Pero el gobernador espera revertir ese resultado en esta oportunidad.

En el búnker del PJ cordobés también tienen en claro que, aunque sea una campaña “provincializada”, si la lista del oficialismo lograra imponerse en las PASO a las 4 boletas de Juntos por el Cambio y a la del kirchnerismo -que también allí sufre la crisis de Olivos- el resultado de la elección pasaría automáticamente a “nacionalizarse”. Pero, según pudo saber A24.com, nadie quiere apurarse.

La recta final

Como cierre de campaña para las PASO del 12 de septiembre, Hacemos por Córdoba hizo el jueves 45 actos simultáneos que se siguieron por videoconferencia y que abarcaron todos los departamentos del interior provincial y las seccionales de la Capital, en una convocatoria que alcanzó las 28 mil personas.

En su discurso, Schiaretti pidió a la militancia salir “casa por casa a compartir con los vecinos la necesidad de acompañar con su voto a nuestros candidatos para que Córdoba siga progresando y que nuestros representantes la sigan defendiendo”. Los oradores del acto reforzaron el mensaje de “no se vota para presidente” y hasta compartieron un tutorial sobre qué se elige en las legislativas.

“Hoy nos toca enfrentar un nuevo desafío, y lo vamos a hacer como lo hicimos siempre, con respeto pero con firmeza. A pesar de la pandemia, Córdoba no paró y no va parar. Este gobierno da certezas, la palabra tiene valor y eso le sirve a todos los cordobeses, eso nos permite avanzar y seguir de pie”, arengó Schiaretti.

Por su parte, Vigo señaló que Hacemos por Córdoba “propone para el Congreso a diputados y senadores por Córdoba y para Córdoba, que no respondan a otro interés que no sea el del pueblo cordobés”. Por si quedaban dudas.

También estuvieron en el acto central el intendente de la ciudad de Córdoba, Martín Llaryora -aliado y mencionado como posible sucesor de Schiaretti-, y el vicegobernador Manuel Calvo, entre otros dirigentes.

s