Segunda ola

Los "halcones" de Juntos por el Cambio cruzan a Larreta y piden que no haya nuevas restricciones

El jefe de Gobierno porteño mantendrá una reunión con el ala más dura de la coalición opositora para analizar las medidas. La secundaria pasará a la virtualidad.
Diamela Rodríguez
por Diamela Rodríguez |
Horacio Rodríguez Larreta en recorridad por escuelas porteñas.

Horacio Rodríguez Larreta en recorridad por escuelas porteñas.

Los halcones de Juntos por el Cambio cruzan a Larreta y piden que no haya nuevas restricciones

El ascenso en la curva de contagios de la Ciudad obliga a Horacio Rodríguez Larreta a tomar medidas más restrictivas que afectarán, entre otros puntos, la presencialidad en escuelas. Pero el ala más dura de Juntos por el Cambio plantea sus objeciones y esperan la reunión que tendrán en los próximos días para marcar sus límites.

"El apoyo de Patricia Bullrich lo tiene (Rodríguez Larreta) en tanto y en cuanto no tome más restricciones", aclararon a A24.com desde el entorno de la presidenta del PRO. Es que los "halcones" del espacio saben que el jefe de Gobierno porteño pasará la secundaria a una modalidad virtual al 100%, que hasta ahora era bimodal, regida por burbujas. Ese es límite que marcaron. Es decir: no aceptarán que se afecte a la primaria.

Esa batalla que Larreta le ganó al gobierno nacional en la Justicia hoy corre peligro ya que los números de casos llegaron este martes a rozar el pico previo a las restricciones, con 3.465 personas afectadas por el Covid-19.

De hoy al viernes tiene que suceder "algo extremo" -describieron- para que Bullrich y sus aliados apoyen más medidas restrictivas. Y lo "extremo" es lo que más preocupa a Larreta por estas horas. Desde el último decreto de Alberto Fernández, la Ciudad tuvo picos de contagios de unos 3.500 casos que habían logrado bajarlo a al menos 2.500, pero el martes volvieron a subir. En cuanto a la ocupación de camas, hubo derivación de pacientes y saturación del sistema, sin llegar al desborde.

Bullrich, Macri, Rodríguez Larreta y Vidal, de manera remota, son algunos de los dirigentes que estuvieron presentes.

El que puso la voz de emergencia por la situación epidemiológica fue el propio Fernán Quirós. El ministro de Salud porteño reconoció que en los últimos cinco días hubo un "aumento" de casos y habló del "nivel de fatiga" que se observó en las últimas medidas restrictivas. "Si la tendencia al ascenso continúa, creemos que tenemos que dialogar sobre otras medidas para evitar que continúen ascendiendo. Si los casos no bajan en las próximas 72 horas, entonces acompañaremos las medidas de la Nación", explicó Quirós en referencia a la presencialidad en las escuelas.

Esas declaraciones de Quirós encendieron las alarmas en Juntos por el Cambio. "Acompañar" las medidas de Nación implicaría reconocer que tenían razón. En ese sentido, el diputado radical Álvaro de la Madrid aclaró que "si en algún momento hay que tomar medidas puntuales se verán y se actuará, pero no se propone como Nación un cierre total sin plan ni escuelas cerradas".

"El jefe de Gobierno debe defender la autonomía de la ciudad y su capacidad de decidir sobre esos aspectos en todas sus áreas sin limitaciones ni imposiciones de Nación", reclamó. De todos modos, Alberto Fernández no perdió la oportunidad de resaltar que "tenía razón" sobre la presencialidad en las escuelas. "Me llevaron a la Corte y le hicieron decir a la Corte que lo ellos querían", dijo el Presidente.

https://twitter.com/horaciorlarreta/status/1394746597423075335

La preocupación sanitaria también fue tratada en la reunión que encabezó este martes Santiago Cafiero con las autoridades provinciales y porteñas. Allí coincidieron en tomar "medidas adicionales" en caso de que los números se mantengan altos o en aumento. Al terminar aquella reunión se conoció que la Argentina marcaba un récord en contagios y muertes.

Los halcones reconocen, según pudo reconstruir este medio, que "las cosas se podrían poner cada vez peores". Sin embargo, adelantaron que se mantendrán en los principios que marcaron desde los inicios de la segunda ola: "La solución no es cerrar". Además, insistieron en la necesidad de mejorar el plan de vacunación, los testeos y protocolos.

Hasta el próximo viernes -cuando venza el último decreto- Rodríguez Larreta tiene tiempo para terminar de definir las medidas restrictivas para la Ciudad. Pero antes, según pudo saber A24.com, deberá enfrentar a los halcones. Encabezados por Patricia Bullrich, en los próximos días mantendrán una reunión con las autoridades porteñas para definir (¿o "autorizar"?) el plan que el territorio porteño implementará a partir del fin de semana. Con matices, el jefe de Gobierno porteño le terminará de dar la razón a Nación pero intentará calmar a los más duros dentro de su espacio.