icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Palacio y calle: cómo “blindan” los intendentes del Conurbano la gestión de Alberto Fernández

Palacio y calle: cómo “blindan” los intendentes del Conurbano la gestión de Alberto Fernández
Kicillof, junto Agustina Vila, Federico Otermín y Gustavo Menéndez.

Tarjeta AlimentAR. Precios Cuidados. Medidas para la crisis. A diferencia de otras etapas, los intendentes del PJ del Conurbano fungen hoy como “fuerza de choque” de la gestión de Alberto Fernández. Son voceros y referentes. Agentes de contención y actores de consulta. Suben a los aviones para los viajes internacionales. Y buscan garantizar que el círculo gigantesco del Estado se cierre en el territorio.

Si en los tiempos de Néstor Kirchner los intendentes con peso territorial eran apenas “delegados” del poder central, casi sin voz propia, hoy tienen otro perfil. Un intento por lograr (apenas) más horizontalidad en un esquema de poder de tradición verticalista. Gabriel Katopodis, de San Martín, da cuenta de ese salto: de la jefatura del municipio al Ministerio de Obras Públicas. Y Juan Zabaleta, de Hurlingham, no parece limitarse a las disposiciones urbanas del Oeste: en muchos casos actúa como un vocero del Presidente.

“Todos los intendentes están metidos con la Tarjeta Alimentaria, y se van a meter también en Precios Cuidados y la ley de Góndolas”, apuntan ante A24.com desde la Casa Rosada. Aunque aclaran que no existe una figura como la del “equipo de intendentes”, sino que las relaciones entre el palacio y la calle se tejen por “vínculo y afinidad”.

En el caso de Zabaleta, su protagonismo no es otro que el que tuvo durante la campaña, cuando incluso acompañó al entonces candidato a su gira por Perú y Bolivia. “Es proactivo, tiene iniciativa y Alberto confía en él”, dice un escolta de ambos. Y grafica que, aún en su estilo personalista, el Presidente “les da aire a los que llevan propuestas”.

Por eso, en el Frente de Todos piden mirar con atención no sólo a Katopodis y Zabaleta sino también a Mariano Cascallares, de Almirante Brown, otro de los alcaldes que podría tener un “rol central” en lo que viene.

En la zona sur del Conurbano arrojan la misma impresión sobre el control municipal de las medidas. “Somos el primer lugar donde surge el quilombo y tenemos que dar respuesta a eso”, advierten desde Quilmes, con un ejemplo: para la entrega de la Tarjeta AlimentAR que hicieron Daniel Arroyo y la intendenta Mayra Mendoza se inscribieron, por lo menos, 20 mil personas.

“Estamos articulando fuertemente el eje Nación-provincia-municipios, y los intendentes están a pleno, tanto con Alberto como con Axel Kicillof, en los programas Precios Cuidados, tarjeta alimentaria y Escuelas a las Obras”, ratifican en el Frente de Todos.

Dudas con Kicillof

En este esquema, ¿podría haber un tendido de línea directa entre los municipios y la Rosada por fuera de Kicillof, aquejado, por lo demás, por las urgencias de la deuda bonaerense? Aunque hay un diseño integral para la puesta en marcha de las medidas, en el peronismo aclaran que muchos intendentes tuvieron una “relación previa” con el Presidente y hoy la hacen valer.

“Hay gente que construyó más relaciones con uno que con otro. Y además, la lapicera y la caja la tiene Alberto. Con lo cual es lógico que haya un vínculo directo”, se sinceran en el PJ ante la consulta de este portal. De nuevo, la cuestión de la afinidad.

Pero nadie quiere sumar más tensiones las que ya existen por el reparto de cargos: los intendentes resaltan que, en lo que va de gestión, todos los distritos recibieron tanto a ministros nacionales como provinciales, desde Sergio Berni y Daniel Gollán, por la Gobernación, a Arroyo y Malena Galmarini, del ámbito nacional, “en función de las necesidades”.

La misma interlocución entre Kicillof y los intendentes se da en el ámbito legislativo, lesionado este verano por el fracaso de la ley impositiva que buscaba el gobernador. Allí, el presidente de la Cámara de Diputados –y como tal encargado de buscar consensos con la oposición- es Federico Otermín, delegado de Martín Insaurralde, el mandamás de Lomas de Zamora que ostenta el curioso talento de estar en todas las negociaciones sin exponerse nunca.

Otro punto en el que los intendentes esperan hacer su aporte, según pudo saber A24.com, es el “operativo transparencia” que está preparando Katopodis: una especie de observatorio de los contratos de licitaciones hecho por universidades y organismos internacionales de control para “auditar” las ciudades donde se hacen las obras, sus plazos y sus avances.

En esta etapa de distribución del poder, los jefes políticos del Conurbano quieren “defender un proyecto nacional con características sociales inclusivas, en medio de la situación que está atravesando la gente”, tal como repiten en el territorio con tono de campaña.

Y hay algo más, según acotan en uno de los municipios más comprometidos. “Alberto no tuvo los famosos 100 días que siempre tienen los presidentes. Le están pidiendo que resuelva la inflación y el hambre en 5 minutos. Y hay que salir a contener”.

por Nicolás Poggi @PoggiNico
SUBIR

NWS

Ovación

Show

Más Noticias