Ajuste en el Estado

Paritarias: estatales rechazan la oferta del Gobierno y anuncian jornada de protesta en todo el país

El principal gremio de estatales no aceptó la propuesta del 8% de aumento del Gobierno. Alerta por posibles despidos.

El Gobierno convocó a los estatales para una reunión paritaria. (Foto: archivo)

El Gobierno convocó a los estatales para una reunión paritaria. (Foto: archivo)

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) rechazó la oferta del 8% realizada por el Gobierno Nacional en la paritaria estatal y ratificó una Jornada Nacional de Protesta para este martes, que culminará con un acto de cierre frente a la sede de la Secretaría de Agricultura Familiar al mediodía. A su vez, el sindicato continuará con el paro de dos días en el SENASA y permanecerá en alerta por los despidos inminentes de la próxima semana.

El Secretario General de ATE Nacional, Rodolfo Aguiar, expresó su rechazo a la oferta gubernamental, calificándola como "inaceptable" y señalando que "empuja a la pobreza a decenas de miles de estatales". Además, destacó la importancia de demandar la reincorporación de todos los trabajadores despedidos y la renovación automática de los contratos que vencen el 31 de marzo.

Otros reclamos en marcha

ate.webp

Aguiar también hizo hincapié en la necesidad de garantizar la estabilidad laboral para todos los trabajadores y la continuidad del proceso de regularización de los vínculos laborales. “La paritaria además debería garantizar la estabilidad laboral para todos y darle continuidad al proceso de regularización de los vínculos laborales con el pase a Planta Permanente de todos los trabajadores precarizados. No vamos a avalar con nuestra firma que se deterioren gravemente las condiciones de vida de todos los trabajadores”, agregó el dirigente.

En el encuentro realizado en la Secretaría de Trabajo, ATE presentó una serie de demandas al Gobierno, incluyendo aumentos salariales por encima de la inflación, apertura de todos los Convenios Colectivos de Trabajo sectoriales, cese de políticas de ajuste, y defensa del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) y de todos los trabajadores jubilados, entre otras.

“Además, llegamos a las negociaciones salariales habiendo conocido previamente la ejecución presupuestaria del Gobierno, y la única partida que se incrementó fue la de Seguridad. Estamos viviendo en una Argentina en donde no hay plata para comprar comida, no hay plata para comprar remedios, pero sí hay plata para la represión. Es inevitable que se multipliquen las protestas y que crezca la conflictividad en el Estado durante las próximas semanas”, finalizó Aguiar.

Se habló de