icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

El PJ define si prorroga su elección de autoridades mientras espera el ok de Alberto para asumir como presidente del partido

El PJ define si prorroga su elección de autoridades mientras espera el ok de Alberto para asumir como presidente del partido
Dirigentes de la primera línea acompañaron al presidente Alberto Fernández en el acto del Día de la Lealtad.

Como si no hubiera transcurrido un año, las piezas en el PJ vuelven a su posición inicial. En febrero, cuando la coalición del Frente de Todos daba sus primeros pasos en el gobierno, el mandatario chaqueño Jorge Capitanich anunciaba sus intenciones de postularse como próximo presidente del partido. Un año después -y pandemia mediante- esa opción vuelve a ser vista como una posibilidad, incluso después de que todo el aparato pejotista (gobernadores, CGT e intendentes) ungieran al propio Alberto Fernández como el candidato ideal para ese sillón.

¿En qué quedó la propuesta a Alberto después de la omisión del tema en el acto por el 17 de Octubre? La invitación sigue firme -es la única carta del PJ- y es el Presidente el que estira los tiempos de las definiciones. El cierre de listas para la elección interna de diciembre es el 16 de este mes, una instancia que parece brumosa a la luz de la pandemia y las restricciones sociales. La cúpula peronista coincide en una lista única que dé mayor volumen político al Presidente, pero en algunos territorios hay ideas distintas.

Es que, además de los apellidos Fernández y Capitanich, también se anotan como interesados el gobernador puntano Alberto Rodríguez Saá; el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, y el ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno, entre otros.

La demora del Presidente en dar una respuesta afirmativa genera la proliferación de esas otras aspiraciones. Capitanich tiene una idea mayor: institucionalizar el Frente de Todos como una confederación de partidos que sea presidida por Fernández. Claro que un movimiento así -todavía en estudio- le allanaría a “Coqui” el camino para el PJ, que con este esquema quedaría como un partido más bajo el paraguas del frente.

Sin embargo, los esfuerzos de la cúpula del PJ -con José Luis Gioja a la cabeza- están puestos en que sea Alberto el que ordene la interna. “Una lista única con Alberto al frente y todas las tribus abajo”, resumen en el peronismo.

Después de varias postergaciones por la pandemia, la fecha de elección de autoridades del PJ es el 20 de diciembre. Los organizadores planean un congreso virtual que consagre por consenso al candidato elegido (el Presidente). De esta manera, el grueso del peronismo alcanzaría dos objetivos:

  • a) robustecer la figura de Alberto hacia dentro de la coalición y
  • b) evitar la realización de una interna que sin pandemia hubiera sido una complicación, y ahora mucho más.
Alberto Fernández y Axel Kicilloff,
Alberto Fernández y Axel Kicilloff,

De todos modos, la actual formación del PJ está obligada a renovar sus listas porque entre sus autoridades y congresales, que iniciaron su período en 2016, no hay referentes de La Cámpora ni del massismo (la cúpula del PJ se armó tras el divorcio con Cristina Kirchner por la derrota ante Mauricio Macri).

Por eso, según pudo saber A24.com, el plan es que haya una conducción colegiada que represente a todos los sectores del Frente de Todos, con Alberto a la cabeza. Nada de pensar en un frente mayor.

Las dudas

Más allá de este principio de acuerdo, hay dos factores que podrían tumbar esos planes y hacer que la renovación de autoridades del PJ se estire para el año que viene. El primero ya fue dicho: la pandemia. Sin posibilidad de reunir a los 900 congresales en un mismo recinto, la virtualidad tampoco asoma como una posibilidad para la idiosincrasia peronista.

El segundo factor, mencionado en voz baja, apunta a las diferencias internas, corazón del dilema de hoy del frente oficial: si no hay consenso, y Alberto no se decide, los peronistas apelarán a la excusa del coronavirus para volver a prorrogar las elecciones. No sería la primera postergación del año: por la pandemia, el PJ viene pateando el proceso electoral desde mayo (con sucesivas prórrogas en agosto y octubre).

¿Qué hará Alberto, en medio de las otras urgencias de su gestión? En su entorno dicen que no habría motivos para que lo rechace. Y además, avisan, si el presidente del país es encumbrado para el PJ, “ningún gobernador puede desafiarlo”, lo que anularía en el acto las pretensiones de Capitanich y Rodríguez Saá. Hay una razón que debería alentar a los peronistas a saldar el trámite ahora: si las internas del PJ se pospusieran para 2021, coincidirían con la campaña electoral. Elecciones legislativas y elecciones del peronismo parecen demasiado para un mismo año.

por Nicolás Poggi @PoggiNico
SUBIR

NWS

Ovación

Show