Casos de éxito

Con casi 40 años de trayectoria, esta empresa logró generar un negocio sustentable que exporta a México y Europa

Se trata de una PyME familiar que se consolidó en 2008 bajo el lema "Cambiar el Mundo a través del Agua". Hoy, la tercera generación de la familia está trabajando por mejorar la calidad del agua y lograr un impacto ambiental en el planeta. Conocé el caso de Pura.
Lionel Paredes
por Lionel Paredes |
Lucas y Leandro diseñaron una nueva estrategia en el negocio familiar de su padre y hoy exportan sus productos a México y España.

Lucas y Leandro diseñaron una nueva estrategia en el negocio familiar de su padre y hoy exportan sus productos a México y España.

La empresa se presenta como una solución moderna y eficiente a una necesidad social, de escala no solamente nacional o regional sino mundial: el agua purificada, saludable, para el desarrollo humano.

"La forma en que supimos valorar el impacto es a través de una empresa en que las formas lo sean todo, por eso creamos PURA, con Triple Impacto y una forma diferente de hacer negocios", aseguró Leandro Barrionuevo, socio de la compañía.

La historia de un emprendimiento familiar

En la década de los años 60´ el abuelo de la familia, que era profesor de química de el reconocido colegio técnico Otto Krause, junto a un equipo, investigó el desarrollo de tecnologías para eliminar contaminantes del agua, como el arsénico, presente en muchos lugares del país.

Y un poco más adelante, el padre de Leandro y Lucas, fundó en 1984 una PyME enfocada en soluciones para el tratamiento de aguas industriales, de modo de evitar el impacto ambiental y social que generaban los efluentes.

"Con mi hermano Lucas crecimos en un entorno donde eran claves las conversaciones sobre el agua y su tratamiento. Y es allí donde comenzamos a evaluar cómo escalar esa tecnología de grandes equipos utilizados en industrias a opciones para hogares, para resolver problemas de contaminación en los pozos de agua de muchas comunidades", explicó Leandro.

"Así lanzamos PURA con productos adaptados a las diferentes zonas del país, según la calidad del agua y su tratamiento necesario. Por ejemplo, como en algunas zonas del interior bonaerense el agua de pozo contiene arsénico, comercializamos allí purificadores que eliminan ese contaminante cancerígeno", destacó Leandro, orgulloso de lo que estaban logrando en aquel entonces.

"Entendimos que el agua determina nuestra calidad de vida. Nuestro cuerpo es 80% agua y nuestra sangre, 90%. Es lógico pensar que nuestra calidad de vida depende de la calidad de agua que consumimos", resaltó Leandro durante la entrevista.

Y agregó: "nuestro objetivo es democratizar el acceso a agua de calidad, generando un impacto sustentable. Que las personas puedan acceder a la mejor calidad de agua posible, muchas veces mejor que la envasada, pero sin impacto ambiental, porque el plástico no se recicla".

"Porque cada persona, en cada familia, en cada hogar, en cada barrio, en cada pueblo, en cada ciudad, necesita contar con agua de calidad así como cada proceso productivo necesita hacer el más eficiente el uso y manejo del agua, cuidando la calidad y mejorando lo producido en el sentido ambiental, social y económico", añadió durante la charla.

"En 2008, siempre tuvimos el objetivo de hacer la mayor parte del producto en Argentina, por eso optamos por una estrategia orientada hacia la producción nacional, y comenzamos a diseñar los modelos propios en el país, con colores diversos y realizando diferentes pruebas para mejorar la durabilidad y eficiencia de los purificadores", contó Leandro.

"Además, la empresa sumó la calificación B y desde que vendimos nuestro primer producto hace 13 años, buscamos generar un impacto positivo en el medio ambiente y en lo social para llegar donde aún no hay redes de aguas", comentó.

En la actualidad, la empresa cuenta con 37 colaboradores directos, 4 locales comerciales y una planta productiva en el Parque Industrial DECA de Haedo, Provincia de Buenos Aires.

Mirando al mundo

En el 2011, la empresa logró su primer exportación a México. Luego siguió España, Paraguay y Perú.

"Entendimos que nuestro producto tiene una ventaja competitiva y la venimos aprovechando. Estamos hablando de la tecnología y el diseño. PURA se caracteriza por tener su propia tecnología y diseño. Como empresarios, planteamos un negocio a largo plazo. En este sentido, la variable riesgo juega un papel primordial. Si bien sentimos que el mercado argentino todavía da para seguir cosechando y crecer, queremos seguir abriendo espacios en otros mercados para bajar el riesgo respecto a nuestro negocios", explicó Leandro.

Dentro de la actividad, se destacan la participación local en las ferias internacionales del sector, como Waterexpo Cantón en China, Watertec en África, Aqua Therm en Rusia, WTWE en India y Smagua en España.

Existen diferentes herramientas de promoción en las cuales se puede incluir la participación en misiones comerciales específicas, eventos de degustación, como así también misiones comerciales inversas, donde se invita a importadores y distribuidores de países estratégicos a conocer productos y así promocionar negocios en nuestro país.

Además la empresa realiza visitas a zonas productivas y rondas de negocios. Estas actividades pueden organizarse de la mano de la Agencia de Inversiones y Comercio Exterior.

"Trabajamos mucho y estamos planificando, cuando se pueda, viajar a ferias y mostrar nuestros productos. Estas ferias te permiten interactuar en un corto plazo con varios clientes y ver las demandas y novedades del mercado", aseguró Leandro.

Para este año la empresa proyecta que sus exportaciones representen un 25% de las ventas. Además, sigue expandiendo sus mercados en el exterior al negociar con clientes de Uruguay, Chile y Estados Unidos.

-

Últimas Noticias

s