Casos de éxito

La historia de Saphirus, la pyme que revolucionó el esquema local de ventas

La firma, presidida por Cristian Iuliano, logró imponer un modelo comercial exitoso en todo el país y ya se expandió a Uruguay, Paraguay, México, Bolivia, Chile y Estados Unidos.
Empezamos el negocio con la importación de dispensers y después pasamos comercializar el aerosol

"Empezamos el negocio con la importación de dispensers y después pasamos comercializar el aerosol, que es el primer producto que hicimos", dijo el presidente de la PyME. (Foto Saphirus)

Cristian Iuliano, presidente de Saphirus, se refirió a cómo logró montar un negocio a través de múltiples fragancias y pese a la competencia local.

Lo hizo a través de un modelo comercial que combina la venta directa con la distribución entre revendedores.

De esta manera, la empresa argentina, líder en fabricación de productos para aromatización ambiental, consolidó su sistema de ventas abierto y flexible.

PyME argentina hace la diferencia a través de sus fragancias

La firma se fundó en 2010. "Empezamos el negocio con la importación de dispensers y después pasamos comercializar el aerosol, que es el primer producto que hicimos. Hoy tenemos hasta 700 productos diferentes con alcance nacional", relató Iuliano.

"Poseemos 30 y pico líneas de productos por las distintas variedades y fragancias con las que cuenta la marca", ilustró.

"Trabajamos muy fuerte con laboratorios locales para diseñar cada aroma y surgen muchas ideas y creaciones para satisfacer la demanda de los consumidores que siempre quieren algo nuevo", explicó el empresario.

Al ser consultado, detalló que "Flores Blancas, Coco y Vainilla y otras son las preferidas del público. El Top Ten es siempre el mismo, pero la diversidad siempre empuja al volumen".

"El sistema de venta que tenemos nos hace posible dedicarnos exclusivamente a la aromatización, sin dar de baja ningún producto. Hay todo un trabajo de arte en el packaging de cada producto".

Además, ciertos productos cuentan con el aroma típico de ciertos hoteles de cinco estrellas. "Es automática la asociación que uno hace de la marca con la fragancia", mencionó el directivo, al respecto.

El modelo de comercialización

En otro ramo de la charla, Iuliano reflejó cómo la firma logró despegar pese a los obstáculos impuestos por otras firmas del rubro.

"Más allá de los problemas típicos de Argentina, cuando estábamos empezando tuvimos muchas trabas que nos puso la competencia", admitió el empresario.

"Muchos proveedores nos empezaron a cortar el servicio y eso fue feo. Generó mucho estrés porque hay pocas empresas que te puedan abastecer los envases de hojalata a nivel local. Por eso, decidimos importarlos", advirtió.

Hasta que un día se prendió la lámpara. "En un momento nos empezaron a pedir muchos catálogos porque las revendedoras de la marca los usaban para, con etiquetas blancas, poner precios a los productos", comentó el líder de Saphirus.

"Aunque teníamos el negocio de venta tradicional a los distribuidores, supimos leer la situación y acompañamos lo que estaba pasando. Fuimos creando herramientas para esa fuerza de venta totalmente orgánica e inesperada", exclamó.

Y remarcó: "Empezamos a generar kits de venta para facilitar la acción de las revendedoras a través de combos y bolsitas que armaban los distribuidores".

"Actualmente, tenemos tres kits: el básico, el inicial y el de emprendedores. Los pueden comprar a través de nuestra tienda digital, pero toda la venta se canaliza a través de los distribuidores, fortaleciendo la cadena de valor", aclaró Iuliano.

"No hay comisiones y el incremento de las ganancias está en el margen que tienen los revendedores", puntualizó el experto.

Y ejemplificó: "Hay historias como la de un emprendedor que comenzó en el Norte argentino con un bolsito y hoy es el distribuidor de la marca en Chaco, Corrientes y Formosa, con más de 30 empleados".

Asimismo, Saphirus tiene presencia en Uruguay, Paraguay, México, Bolivia, Chile y Estados Unidos.

Se habló de
-

Últimas Noticias