Análisis

Monotributo: la pesadilla de los emprendedores

AFIP se demoró 6 meses en actualizar el régimen simplificado y había determinado el pago retroactivo a enero. Se volvió atrás con esta falta de criterio, pero todavía hace falta una reforma profunda.
Damián Di Pace
por Damián Di Pace |
Nunca se actualizaron correctamente los topes

Nunca se actualizaron correctamente los topes, generando que cada vez más contribuyentes del Régimen del Monotributo pasen al Régimen General sin importar las consecuencias futuras.

Cualquier emprendedor, cuentapropista o trabajador independiente comienza su actividad en el régimen simplificado del monotributo porque su costo es menor, porque no requiere de costos administrativos grandes como en el régimen general y porque, al menos en principio, esto le permite competir en el mercado y tener el oxígeno para reinvertir utilidades si fuese necesario.

El monotributista tiene, generalmente, facturación muy constante que se va incrementando por inflación para seguir facturando la comercialización de sus bienes y servicios.

Muchos, sin una actualización de la tabla 2020, debieron subir de escala o directamente pasar al régimen general con hasta 10 veces más de presión impositiva. El mismo Estado que contempló la situación del monotributista por estar pasándola mal en la pandemia y otorgándole crédito a Tasa 0, lo dejó sin actualización de la tabla para la recategorización.

Esto no fue todo. Luego que se demorará 6 meses en sancionar una nueva ley con las modificaciones para el régimen simplificado y publicadas las nuevas tablas, AFIP había determinado que quienes ya habían pagado sus obligaciones ahora se encuentren con que tienen una deuda correspondiente al retroactivo a enero de dicha actualización.

Se volvió atrás con esta falta de criterio por parte de la AFIP, de Diputados y de Senadores que hicieron la “plancha” con un régimen que afecta a millones de personas.

Alberto Fernández le pidió a Sergio Massa una nueva iniciativa con condonación y/o eximición de estas deudas y esquema excepcional de actualización de escalas con una visión progresiva.

"A partir de la actualización de los parámetros y valores del monotributo, todos los contribuyentes del régimen simplificado sean categorizados en forma retroactiva por única vez. El procedimiento refleja la categoría que le correspondía encontrarse encuadrado a partir del 1 de febrero de 2021", explicó el organismo.

El 1 de enero de 2021 de forma histórica 4.077.376 monotributistas no tenían la actualización de escalas ni topes y AFIP los obligaba a recategorizarse con la vieja tabla de 2020 aunque en la página se anunciaba que ya estaban los nuevos valores y tabla del régimen que no eran más que los mismos valores sin actualización.

El día límite para la recategorización fue el miércoles 20 de enero, pero la AFIP había decidido extenderlo hasta el 31 de ese mes. Sin embargo, la AFIP luego demoraría 6 meses en actualizar las tablas y topes para pertenecer al régimen simplificado.

5 consideraciones del plan Puente del Régimen Simplificado

1-Del plan Puente al plan Trampolín

Los beneficios que otorga la AFIP para pasarse del régimen simplicado al régimen general son de un plan puente con menor costo a un plan trampolín con salto al vacío más tarde.

Los contribuyentes que pasan a ser autonómos cuentan con una reducción del saldo deudor en el IVA que es del 50% el posterior al pase de régimen, del 30% el siguiente y de 10% el siguiente.

Además, tiene 4 años de beneficios para computar el IVA de sus compras: el primero puede utilizar las compras de los 12 meses previos; el segundo el 50% de IVA; el tercero el 30% de IVA y el cuarto el 10% de IVA.

Sin embargo, la presión tributaria que implica el paso al régimen general se lo va comiendo de a poco durante 3 años cuando antes era de shock, para en el cuarto año tener una presión tributaria intolerable para su economía de escala.

El problema no es la forma solamente, sino el paso gradual al régimen simplificado con mayor carga impositiva, a medida que se avanza en la facturación. No un salto de shock gradual mediante un plan puente con la misma carga impositiva.

Impuestos
Los contribuyentes que deberán afrontar el impuesto a la riqueza analizan presentar medidas judiciales antes del vencimiento de la presentación de declaraciones juradas

Los contribuyentes que deberán afrontar el impuesto a la riqueza analizan presentar medidas judiciales antes del vencimiento de la presentación de declaraciones juradas

2-Plan Puente Vs Plan Fosa Ganancias

El plan Puente no morigera el impacto de impuesto a las ganancias a lo largo del tiempo sino solo por el período del traspaso. Es decir 3 años. Al cuarto año la carga tributaria por economía de escala y facturación se vuelve insostenible y la posibilidad de cierre o crecimiento de la informalidad aumenta.

El proyecto contempla un Crédito Fiscal adicional en IVA equivalente al impuesto que se les hubiera facturado y discriminado en los 12 meses anteriores a la fecha de la exclusión o renuncia, y una deducción adicional en Ganancias equivalente el monto neto de IVA facturado durante los 12 meses anteriores a la fecha de la exclusión o renuncia.

Los pasos de una escala a otra en todos los regímenes simplificados virtuosos de Latinoamérica (Brasil, Uruguay y Chile, por ejemplo) son pagos de ganancias desde 3 % hasta el 30 % de ganancias por escalas de hasta US$ 500 mil o US$ 1 millón de tope, según el caso.

3-Plan Puente vs. Plan Fosa IVA

El proyecto involucra una reducción del saldo deudor en el IVA que será del 50% en el año posterior al pase de régimen, del 30% el siguiente y del 10% el tercero, y un crédito fiscal por el IVA de las compras hechas mientras fueron monotributistas.

Para el caso de bienes debió haber sido el 10,5 % de IVA y para el caso de servicios, este proyecto los hunde porque no tienen posibilidad alguna de compensar el IVA compra porque prestan servicios.

Ejemplo: ¿Cómo compensa IVA una persona que se dedica a brindar clases de enseñanza de inglés sino compra bienes en compensación de su servicio? ¿Cómo compensa IVA una persona que se dedica a servicios de reparación si los bienes que adquiere lo hace a nombre de un cliente?

Se desconoce la naturaleza de la prestación de servicios en esta iniciativa del Gobierno Nacional, por lo cual será insostenible para aquellos que pasen al régimen general.

Ningún prestador de servicio que viene cobrando sin IVA en el monotributo puede, por otra parte, agregarlo al precio final del servicio en la factura en el régimen general para entidades que están exentas porque queda fuera de mercado.

A su vez, para aquellos que puedan compensar el IVA si le facturan a otro monotributista no tienen forma de compensarlo, por lo cual no hay ningún beneficio.

4-Plan Puente vs. Plan Autónomo

El régimen general de autónomos no sólo es el más costoso sino el más abandonado.

Nunca modificado ni mejorado. Incluso este año Sergio Massa manifestó que habría un proyecto de ley para el pago de impuesto a las ganancias de los autónomos. Ni siquiera el proyecto está presentado y el abandono hacia los 500.000 Autónomos es preocupante.

Por otra parte, la nueva ley reglamentada del régimen simplificado no soluciona el problema de quien pasa de este régimen al de autónomo porque debe permanecer en este último régimen al menos 3 años para volver al régimen del monotributo.

Es decir, una condena de un tercio de década independientemente del resultado del negocio. Las consecuencias son que al caer la economía y no poder volver hacia atrás en el régimen simplificado, la presión tributaria es letal, incluso por la misma facturación que tenía en el monotributo pero pagando ganancias e IVA sin ningún beneficio, como señalamos más arriba para muchos casos como autónomo.

5-Plan Puente vs. Plan Actualización de Escalas

La nueva ley reglamentada del régimen simplificado no contempla una gran irregularidad del sistema tributario que no actualizó correctamente las escalas y tope del régimen por evolución de inflación y del tipo de cambio en los últimos 23 años.

No es que el contribuyente se pasa del tope. Sistemáticamente, no se actualizaron de manera correcta los topes, generando que cada vez más contribuyentes pasen al régimen general sin importar las consecuencias futuras para el contribuyente ni para el futuro del desarrollo de las PyMES en un escalón avanzado y gradual serio.

Cuando se creó el régimen simplificado en 1998 el tope para pertenecer era de $144.000 que equivalían en la Convertibilidad a US$ 144.000.

Hoy, un prestador de servicios tiene un tope de facturación de $2.353.705,82 que equivale a US$ 14.991 y de $3.530.558,74 para la comercialización de bienes, que equivale a US$ 22.487.

Nota del editor: este miércoles se presentó ante Diputados un proyecto para aliviar la presión sobre monotributistas.

Se habló de
-

Últimas Noticias