Opinión

Pymes en un año de elecciones: ¿Qué puede pasar en 2023?

En un país con instabilidad política y económica, como el nuestro, proyectar es casi errar. Cómo impactará la inflación y las elecciones en la economía que se viene.
Damián Di Pace
por Damián Di Pace |
Las exportaciones serán claves para sostener las proyecciones de una economía en crecimiento

Las exportaciones serán claves para sostener las proyecciones de una economía en crecimiento, considera el autor de la nota. (Foto archivo) 

Para las Pymes, poder proyectar las variables económicas es fundamental. A diferencia de las grandes empresas, no tienen el acceso a datos finos de la coyuntura macroeconómica como para darle previsibilidad a su plan de trabajo.

La falta de sintonía fina tiene costos superiores porque el acceso al financiamiento es caro, los desajustes entre sus costos y fijación de precios les conlleva pérdidas, sus condiciones de pago hacen que la inflación junto con la presión tributaria sean el mayor de los males por el que tiene que transitar este sector del empresariado local.

El economista norteamericano John Kenneth Galbraith decía “La única función de la predicción económica es hacer que la astrología parezca algo más respetable”.

En un país con una instabilidad política y económica como el nuestro proyectar es casi errar.

En 2023 tendremos nuevamente un escenario de elecciones nacionales donde el frente político cíclicamente genera incertidumbres en el campo de la economía. La propuesta de esta nota es analizar las variables más importantes que siempre tienen en vilo a los Argentinos.

En primer lugar, tenemos al tipo de cambio oficial, el cual actualmente se encuentra alrededor de los 184 pesos por dólar.

Si tomamos en consideración la estrategia de Crawling Peg (sistema de tipos de cambio, definido por un valor nominal fijo que es frecuentemente ajustado y revisado por la entidad financiera) que estableció el Banco Central como política monetaria, veremos que tenemos un ritmo de devaluación mensual de un 6.2%.

De mantenerse constante la actual dinámica devaluatoria tendríamos al finalizar el año 2023 un valor de $ 368 por dólar. Por su parte, de acuerdo al Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central de la República Argentina, la cotización oficial del tipo de cambio ascendería a $ 419 para el mismo período.

CUADRO 1.jpg

Si tomamos el tipo de cambio turista, el cual se emplea para el pago de consumo con tarjeta en el exterior, de acuerdo al actual ritmo devaluatorio hacia fines de 2023 su cotización sería de $843 pesos.

Si el Dólar Turista sigue la inflación que proyecta el informe del REM veremos que finalizaría en $741 pesos. A su vez, la brecha con el tipo de cambio oficial sería, en ambos casos, constante del 100%, sobrecargada con 30 % impuesto País, 45% de percepción de Impuesto a las Ganancias y 25 % de Bienes Personales.

CUADRO 2.jpg

La balanza comercial es un variable clave a analizar. Según el último informe del REM expresa que las exportaciones terminarían en USD 86.608 millones y las importaciones en USD 80.363 millones.

Estas proyecciones dependerán fundamentalmente de como los precios de los principales commodities reaccionen el próximo año. Soja, maíz, sorgo, los cuales se encuentran afectados por la actual sequía y la situación se agrava cada vez más. El informe de la Mesa de Monitoreo de la Sequía del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación identificó 164 millones de hectáreas en sequía y 22 millones en sequía severa, por lo cual se espera una reducción de aproximadamente 20 millones de toneladas.

La cosecha se valuaría en USD 45.000 millones, generando así un faltante de más de USD 10.000 millones de dólares que afectarán al nivel de ingresos por exportaciones y que serían miles de millones de dólares menos para importar insumos de primera necesidad, pagar a los acreedores privados, la deuda de los importadores pendientes y los pagos al FMI.

Para nuestra secuencia proyectiva 2023 incorporamos 2 variables de análisis más: el Producto Interno Bruto (el valor monetario de todos los bienes y servicios finales producidos en el país) y la Inflación (explicada como el alza generalizada y sostenida de precios en el tiempo). Las proyecciones para las principales consultoras del país, establecen diferentes puntas de análisis para el PBI con crecimiento de hasta 2.8 % y crecimiento nulo de 0%. En promedio hay un 2% entre el rango de estos valores. La dispersión de las proyecciones son muy importantes.

CUADRO 3.jpg

Con respecto al valor de la inflación, proyectan como máximo que el índice de precios al consumidor llegaría en 2023 a 133% y como mínimo 84%. Estas distancias muestran una brecha de más del 40% entre estos valores, pero también es relevante notar que hay valores medios de más del 100% para las otras predicciones de las consultoras sobre el nivel de precios.

A su vez, esto llevaría a una diferencia de 122 % entre la proyección más alta de las consultoras privadas y lo presupuestado oficialmente de 60 % de inflación para el año 2023.

CUADRO 4.jpg

Estas 5 variables son solo una pequeña muestra de lo que le depara la economía en este 2023 para nuestro país. Siendo año impar históricamente los oficialismos no realizan los ajustes necesarios para ordenar las cuentas fiscales sin dejar un problema monetario y financiero a la siguiente gestión, como viene sucediendo en los últimos años en nuestro país.

Las exportaciones serán claves para sostener las proyecciones de una economía en crecimiento, pero si los dólares están ausentes, la restricción externa será muy fuerte e iremos camino hacia un crecimiento nulo en 2023.

La economía es una ciencia muy relacionada con la condición humana y en Argentina muy determinada por la falta de gestión seria por parte de la política. Este comportamiento a veces nos da más indicios sobre las proyecciones futuras tomando como base la experiencia pasada. Adam Smith decía “El único presupuesto bueno es el equilibrado”.

El presupuesto lo diseña, define y aprueba la clase política que en año eleccionario históricamente no tienen nada de equilibrado ni en su comportamiento ni en sus decisiones, en el afán de sostenerse o alzarse con la gestión de poder camino a las elecciones presidenciales.

Se habló de
-

Últimas Noticias

s