A CORZÓN ABIERTO

La hija de Mauro Viale recordó sus últimos minutos de vida

A dos semanas y media de la muerte de Mauro Viale, su hija Ivanna habló por primera vez.
29 de abril de 2021 - 09:26
Ivana Viale recordó las última horas de vida de su padre.

Ivana Viale recordó las última horas de vida de su padre.

Pasaron ya dos semanas y media de la muerte de Mauro Viale, y su hija Ivanna habló por primera vez. A corazón abierto contó cómo fueron las últimas horas junto a su padre, de quien pudo despedirse a pesar de no poder asistir al velorio al tener que permanecer aislada al igual que su madre, Leonor Schwadron.

"El día que mi papá se descompuso, que fue ese viernes maldito, yo no lo veía bien al aire. Lo noté muy mal y llamé a la producción del programa para ver qué estaba pasando. Le mandé un mensaje a mi mamá para que se fijara cómo estaba, porque él siempre sacaba volando a todo el mundo. No quería que lo hinchen con temas de salud y menos los médicos. Como yo vivo a dos cuadras de su casa, le dije a mamá que cualquier cosa me avisara", dijo Ivanna en una nota con el diario Clarín.

mauro viale.jpg

Y luego detalló: "No pasaron ni cinco minutos que había entrado a su casa y me llama mi mamá urgente, diciéndome que papá se había desplomado en la cama. Entonces me fui volando para allá. Llevé mi termómetro y mi oxímetro por las dudas. Cuando llegué, le tomé la temperatura y tenía 40 grados de fiebre. Estaba muy débil y no se podía levantar de la cama. Me asusté mucho y entré en pánico, pero igual pude manejar las cosas. Le medí la temperatura y me imaginé que podía tener coronavirus por su cuadro".

"Estuve con él a su lado toda la noche del viernes y como veía que saturaba muy bajo quise convencerlo para que lo lleven a ponerle oxígeno pero él no quería saber nada con internarse. Más allá del cansancio que tenía y lo mal que se sentía", señaló Ivanna Viale.

"Fijate cómo me protegió que pasé toda la noche del viernes con él y no me contagió de coronavirus. Pasé mucho tiempo con él durante toda la noche. Lo acaricié, le puse paños, le di besos. Sí me pude despedir", recordó emocionada.

"No pude ir al velorio y entierro porque tuve que estar aislada por un tema de protocolo, como mi mamá. Pero sentí que igual me había despedido ese viernes", cerró la hija de Mauro Viale.