icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --

¿Cómo funciona una impresora 3D y qué se puede hacer con ella?

¿Cómo funciona una impresora 3D y qué se puede hacer con ella?
¿Cómo funciona una impresora 3D?

Dueña de una tecnología mucho más avanzada que las impresoras tradicionales, se trata de una máquina cuya función es imprimir objetos sólidos tridimensionales. Ver cómo funciona una impresora 3D suele ser una experiencia fascinante.

Este dispositivo permite producir todo aquello que se desee realizar utilizando solamente un plano de computadora como base. Asemejándose a una máquina típica de película futurista, esta impresora trae a la realidad tridimensional objetos que existen en la mera virtualidad de la PC. Pero ¿cómo funciona una impresora 3D?

Si bien son objetos cuyo precio es aún demasiado elevado como para encontrarse en cualquier hogar, se espera que en unos años se difundan tanto como hasta ahora lo han hecho las impresoras de tinta. Pues, ¿a quién no le gustaría tener una fábrica de objetos en su propia casa?

El proceso de construcción

Verla en acción suele resultar una experiencia casi hipnótica por el modo como funciona una impresora 3D.Mediante un trabajo propio de una hormiga, construye cuerpos físicos sólidos tridimensionales a partir de la agregación capa por capa de un material que suele ser plástico ABS.

De esta manera, la máquina construye objetos sin necesidad de utilizar ningún molde. Este hecho permite ahorrar material ya que utiliza únicamente el material que necesita y no tiene los desperdicios del material sobrante propios del trabajo con moldes.

Si bien los materiales que se suelen utilizar para producir objetos mediante la impresión 3D son termoplásticos PLA o ABS, también se utilizan otros como resinas, fotopolímeros y metal.

Estos últimos, de todos modos, normalmente son de uso casi exclusivamente industrial, ya que las impresoras más económicas del mercado suelen modelar únicamente termoplásticos.

Además, los costos asociados al modelado de elementos como el metal, por el consumo energético que requiere ese tipo de producción, entre otros factores, son demasiado altos para ser absorbidos por una persona particular.

Con respecto a cómo funciona una impresora 3D, en primer lugar se necesitará contar con algún archivo creado con algún software de modelado 3D, tal como Autodesk Inventor, Solidworks o Catia en el que se encuentren las instrucciones que se enviarán a la máquina.

Es importante saber que en el mundo open source también existen opciones muy dúctiles que pueden manejar este tipo de impresoras sin ningún tipo de dificultad y de manera gratuita. Conocer esta alternativa puede resultar un gran aliado de los pequeños emprendimientos y PyMES.

Las aplicaciones open source más destacadas en el mundo de la impresión 3D suelen ser OpenSCAD y FreeCAD. De todos modos, explorando un poco en internet, se pueden encontrar una gran variedad de aplicaciones de este tipo que pueden resultar de gran utilidad.

Objetos que pueden imprimirse en 3D

Es interminable la lista de elementos que pueden imprimirse utilizando una impresora 3D. Desde alimentos, hasta prótesis, pasando por elementos decorativos y repuestos de automóviles son muy variadas las impresiones que es factible realizar.

Los objetos decorativos son, por ahora los elementos que más suelen imprimirse con las impresoras tridimensionales. Lámparas, cubiertos, platos, vasijas y percheros, son algunos de los objetos que pueden elaborarse con este tipo de dispositivos.

Además, está muy difundida la compra de planos de objetos decorativos para que una persona común que posea en su hogar una impresora de estas características, pueda producir sus propios objetos.

Uno de los usos que la industria automotriz le da en la actualidad a esta tecnología es la de la fabricación de piezas y repuestos de automóviles. Mediante la impresión 3D es posible imprimir componentes mecánicos, engranajes, entre muchos otros más.

Si bien el campo de la impresión 3D de alimentos está aún en sus fases iniciales y hay mucho por avanzar allí, la cocina es el área en el que, los que saben, dicen que la impresión 3D va a tener una gran inserción en un futuro no muy lejano.

Las tortas y demás alimentos de repostería son aquellos en los que más se espera que penetre el uso de la tecnología de impresión tridimensional debido a la precisión que requieren sus diseños que, muchas veces, parecen obras de arte.

Sin dudas, sin embargo, el uso más valioso en términos sociales que hasta el momento se le ha encontrado a las impresoras 3D es el de la producción de prótesis ortopédicas. Piernas, pies, brazos, manos y dedos pulgares son las prótesis que más se fabrican con este método.

Prótesis gratuitas

En Argentina existe un proyecto solidario realizado por la organización no gubernamental Atomic Lab cuyo objetivo es brindar de forma gratuita brazos y manos ortopédicos para todos los niños y adultos que lo necesiten.

Las prótesis son producidas con PLA, que es un material derivado del maíz que es biodegradable y no genera picazón en la piel.

Es interesante, además, conocer el modo de producción colectiva mediante el cual fabrican las prótesis, ya que Atomic Lab no es una fábrica ni una sola persona que imprime en solitario. La organización invita a que cualquier persona mayor de 18 años que posea una impresora 3D pueda ser un “Embajador Atómico” y crear prótesis desde cualquier lugar del mundo.

De esta manera, la organización solidaria recibe y organiza los pedidos de quienes necesiten un brazo o mano ortopédicos y brinda los planos e instrucciones a los voluntarios para que puedan imprimir las prótesis.

SUBIR

Poder

Ovación

Show