Escándalo en un telo: eran once para una orgía, pero no les alcanzó la plata para pagar

Ocurrió en Entre Ríos. Intentaron huir, pero llegó la Policía y tuvieron que dejar un auto como garantía hasta juntar el dinero que faltaba.
Escándalo en un telo: eran once para una orgía, pero no les alcanzó la plata para pagar

Un hecho insólito ocurrió en Paraná, la capital de Entre Ríos. Un grupo de once jóvenes, integrado por seis varones y cinco mujeres concurrieron a un hotel alojamiento ubicado en calle Blas Parera con la intención de pasar una noche inolvidable de sexo, pasión y lujuria.

image.png

Después de llevar a cabo el encuentro sexual que los agrupó a todos en la misma habitación de dicho telo, llegó la hora de pagar la cuenta. Y ahí fue donde se presentó el problema.

Es que, entre la estadía que debían abonar y lo que habían consumido, el presupuesto se les había ido de las manos: la cuenta llegó con una suculenta cifra de $14.000 en efectivo a pagar. Tras juntar el dinero que tenían, se dieron cuenta que ni siquiera llegaban a la mitad de la deuda. Este grupo de personas tenía apenas 4 mil pesos.

Ante esta situación, los empleados llamaron a la Policía y cuando los uniformados llegaron al lugar vieron que, por un tapial lindante al acceso, tres personas saltaban hacia afuera con la intención de escaparse. Sin embargo, los oficiales los encontraron unas cuadras más adelante y fueron demorados.

La policía, además, identificó que los asistentes a la orgía eran seis hombres de 17, 18, 21, 27, 32 y 26 años y cinco mujeres de 24, 23, 21, 20 y 15 años. Es decir que habían dos menores de edad en la escena.

Pese a que las autoridades exigieron que se pagara el monto total correspondiente, estas personas no contaban con el dinero suficiente, por ese motivo, el dueño de un Ford Fiesta en el cual habían asistido algunos de los deudores, dejó su auto como garantía de pago hasta que pudieran pagar el monto total. De esta manera, además, logró que el dueño del telo no hiciera la denuncia correspondiente.

Como si esto fuera poco, una de las chicas que asistió a la reunión sexual denunció que, estando en la habitación, le habían robado un celular Samsung J4, el cual no pudo ser recuperado.

La policía dio por finalizado el operativo trasladando a los dos menores de edad a la Divisional Minoridad para que puedan ser retirados por sus padres y a los nueve adultos a la comisaría, donde fueron imputados por Tentativa de Estafa y por incumplir con las restricciones de circulación de la provincia de Entre Ríos.

image.png

s