icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

10 recetas a base de alimentos con vitamina K

10 recetas a base de alimentos con vitamina K
10 recetas a base de alimentos con vitamina K

Las vitaminas, en general, son un nutriente esencial e indispensable para todo ser humano. La vitamina K, en particular, cuenta con una serie de beneficios para el organismo humano, y sus propiedades son anticoagulantes, cicatrizantes y digestivas. Existen muchos alimentos con vitamina K con los cuales se pueden realizar diversas recetas.

Los alimentos con vitamina K más comunes son: Hortalizas de hoja verde, como la col, la espinaca, las hojas de nabos, la col rizada, la acelga, las hojas de mostaza, el perejil, la lechuga romana y la lechuga de hoja verde. Otras verduras como las coles de Bruselas, el brócoli, la coliflor y el repollo también forman parte de este grupo.

Para pensar en recetas a base de alimentos con vitamina K, entonces, se deben tener en cuenta estos ingredientes y luego disponerlos en distintas mezclas y procedimientos de cocción.

Uno de los más comunes es la espinaca. Se puede incluir en una gran diversidad de recetas y propuestas de comida para toda la familia. Es muy nutritiva, ideal para sumar a la dieta de los más chicos, y deliciosa según cómo se la decida preparar.

Por ejemplo, una de las recetas a base de alimentos con vitamina K más populares es la tarta de espinacas. Para hacerla y que sea saludable y de bajas calorías, se recomienda que las tapas sean light, reducidas en sodio y más livianas. Para el relleno, se debe mezclar la espinaca procesada y ya cocida con queso crema light, dos huevos (que apotarán proteínas), dos cucharas soperas de queso rayado, sal y pimienta.

Luego se dispone todo el relleno dentro del molde y se lleva al horno a baja temperatura, por 30 minutos aproximadamente. Con la espinaca, se pueden hacer (además de tartas), muchas otras comidas como crepes y pastas.

Los crepes y omelettes son muy sencillos, se hacen pocos minutos y se pueden acompañar con ensaladas que incluyan otros nutrientes para un plato más variado y completo. Es importante no abusar en la cantidad de la porción de espinaca a utilizar, ya que en exceso puede hacer a las personas mover el vientre con facilidad.

Otra opción de recetas a base de alimentos con vitamina K, es la utilización del brócoli dentro de las preparaciones. En este caso, el sabor es un poco más controversial y no a todo el mundo le gusta consumirlo. Por ejemplo, los más pequeños suelen mostrarse reacios a comer brócoli en sus almuerzos y cenas.

Pero una buena idea para incluir estas verduras que son muy ricas en vitamina K y otros minerales y nutrientes, es servirla como una guarnición. Es decir, acompañar pechugas de pollo, bifes de carne, milanesas y otros platos principales, con brócoli salteado en crema de leche y queso rayado, o con aceite de oliva y cebolla picada.

El brócoli, además, se puede utilizar dentro de salsas más espesas para acompañar pastas o hacer salteados de cubos de carne a gusto de cada comensal. Se trata de un ingrediente muy versátil y simple de combinar, pero el cual se debe camuflar con condimentos o aditivos para resultar 100% delicioso.

Otro de los alimentos que forma parte del grupo de la vitamina K, como bien se dijo anteriormente, es la mostaza. Este condimento es uno de los más livianos (mucho más que la mayonesa o la salsa golf), y que junto con la salsa de tomate o Ketchup está recomendado por los nutricionistas como un permitido para suavizar platos y acompañar comidas.

La mostaza puede ser dulce o picante, y es un condimento muy sabroso. Es muy fácil crear recetas que la contengan. Se puede usar para saborizar todo tipo de carnes y papas rústicas con perejil picado (potencia aún más el beneficio de consumir vitamina K).

Tampoco se debe abusar de ella ya que, al ser ciertamente un poco picante, podría generar hemorroides u otras patologías que incomoden a los comensales. Además, no es de lo más digestiva. Pero dentro de las recetas a base de alimentos con vitamina K, resulta una maravillosa opción para incorporar este nutriente y disfrutar de un rico plato.

Como punto final, es importante tener presente que la mayoría de las hojas verdes incluyen en su composición nutricional la vitamina K: lechuga morada, lechuga romana, repollo, etc. Por lo tanto, toda clase de ensaladas frescas, prudentemente lavadas y condimentadas a gusto, son una opción para acompañar carnes que es muy simple de elaborar y hace muy bien a la salud.

Como se pudo ver, los alimentos con vitamina K son muy variados y se los puede incluir en muchas recetas. Una forma de guiarse y recordarlos es tener en cuenta que la mayoría de ellos son de color verde, y son vegetales. Es importante tener en cuenta ese dato para no confundirse con otros alimentos.

Una dieta que contemple la vitamina K dentro de su perfil nutricional será muy buena para la salud: hace bien al sistema cardíaco, es coagulante, favorece la digestión de los alimentos y ayuda al sistema excretor, incluso mejora la apariencia de la piel y el cabello.

SUBIR

Poder

Ovación

Show