Educación

Admiración: viajan en mula durante horas para dar clases en escuelas rurales

Las docentes Mariana Sepúlveda y Selenia Pérez contaron sus increíbles historias de enseñanza en pequeños pueblos de la provincia de San Juan, en Argentina.
Las docentes Mariana Sepúlveda y Selenia Pérez viajan durante horas en mula para dar clases en sus respectivas escuelas (Foto: captura de pantalla).

Las docentes Mariana Sepúlveda y Selenia Pérez viajan durante horas en mula para dar clases en sus respectivas escuelas (Foto: captura de pantalla).

Las docentes Mariana Sepúlveda y Selenia Pérez compartieron sus conmovedores testimonios de cómo es dar clases en escuelas rurales situadas en pequeños pueblos de la provincia de San juan, donde realizan viajes en mula de hasta siete horas para llegar a destino.

Embed

Mariana Sepúlveda se desempeña como profesora de educación física en Sierras de Elizondo, un municipio situado a 124 kilómetros de la capital de esa provincia. A la escuela asisten 22 alumnos (Nivel inicial, Primaria y Ciclo Básico) y en total son nueve docentes, además del personal de servicio. "Trabajar acá es un poco sacrificado, pero muy hermoso", expresó.

La joven, de 26 años, para trasladarse desde su casa al colegio, lo hace en colectivo desde la localidad de Rivadavia, en la ciudad de San Juan, hasta el municipio de Astica. Luego, se monta en una mula durante siete horas para finalmente llegar a destino. "Tardo prácticamente un día en ir y volver, dado que ahora disminuyeron los recorridos de los colectivos (por la pandemia)", contó en diálogo exclusivo con Buenos Días América por la señal de A24.

"En la escuela, los docentes, nos quedamos durante 10 días, sin importar que haya fines de semana ni feriados. Después tenemos otros cinco días para descansar", acotó.

La otra historia, que también despierta admiración, corresponde a Selenia Pérez, maestra de nivel inicial en el colegio "Buenaventura Collado" situado en Sierras de Rivero, dentro del departamento de Valle Fértil en la provincia de San Juan. "Yo viajo entre cuatro y cinco horas en mula, a veces más al depender del animal o el clima", relató. Y agregó: "Los chicos (en total son 10 los matriculados) tienen alrededor de dos horas de viaje para llegar".

Pese a los sacrificios de la profesión, Sepúlveda y Pérez dejaron testimonios impactantes de su amor por la vocación de enseñar.

Se habló de